Niembro festeja a San Pelayo con tres ramos, procesión y bailes regionales

Las andas con la imagen de San Pelayo cerraban el cortejo camino a la iglesia parroquial. / J. LL.

Como es tradición desde hace más de medio siglo, las vecinas cantaron las coplas en honor a Genaro Riestra, gran benefactor de la localidad

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

La localidad llanisca de Niembro celebró ayer su día grande en honor a San Pelayo. El programa de actos incluía pasacalles, procesión, misa, ofrecimiento de los ramos, cánticos del Genaro y festival folclórico. Y el día anterior los lugareños habían plantado una hoguera de 35 metros.

Antes del mediodía, los hermanos José y Ángel Rey, gaitero y tamboritero llegados desde Vibaño, recorrían el pueblo en animados pasacalles con la interpretación de alboradas. A continuación, desde la recoleta capilla del santo se ponía en marcha la procesión, rumbo a la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores.

Abrían el cortejo los gaiteros y tres ramos. El de rosquillas de anís a hombros de los niños Félix Obeso, Arturo Montes, Pelayo Bilbao y Gabriel Celorio. El de rosquillas dulces trasladado por los jóvenes Francisco Sustacha, Iván Cue, Raúl Cuanda y Álex Sustacha, mientras que el de pan artesanal lo llevaban los veteranos José Manuel Cuanda, Jon Balmori, Juan Ruisánchez y el coruñés José Anta.

Por detrás de las tres pirámides de pan y rosquillas aparecían medio centenar de niñas y mozas ataviadas de llanisca y tañendo sus panderetas al contrapunto de un tambor en manos de la lugareña Mariluz Ardisana. Ellas abrían paso a la imagen de San Pelayo en cuyos varales oficiaban como costaleros los niños Juan Álvarez, Javier Rodríguez, Alejandro Gutiérrez y Juan Cuanda. El párroco, Florentino Hoyos, y un elevado número de romeros cerraban la comitiva.

Al llegar a la iglesia, las mozas realizaron el ofrecimiento de los ramos y al término de la función religiosa interpretaron el Genaro, unas coplillas para agradecer los favores recibidos en el pueblo por parte de Genaro Riestra. La mañana finalizaba con un festival folclórico en el que se bailó el Xiringüelín, la Bomba, las jotas de Cadavedo, Leitariegos y el Cuera, y el Xiringüelu de Naves.

Fotos

Vídeos