Niembro recoge 400 firmas a favor de reabrir el aparcamiento de Toranda

El aparcamiento de Toranda, en una imagen de archivo, ha funcionado durante décadas junto a esta playa llanisca.
El aparcamiento de Toranda, en una imagen de archivo, ha funcionado durante décadas junto a esta playa llanisca. / E. C.

La junta vecinal de la localidad llanisca considera «un agravio comparativo» que no se permita su parking y sí los de otras playas cercanas

LUCÍA RAMOS LLANES.

Continúa la batalla que desde hace semanas libran los vecinos de la localidad llanisca de Niembro para poder reabrir el tradicional aparcamiento de la playa de Toranda. La recogida de firmas iniciada por varios residentes y negocios del pueblo va viento en popa y hay ya 400 rúbricas, cada una de las cuales supone una alegación individual contra la denegación del parking.

Todas las alarmas saltaron el pasado 16 de junio, cuando la junta vecinal de Niembro recibía una notificaciones en la que se le comunicaba la denegación por parte de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) de autorizar la apertura de un aparcamiento de temporada en la Ería de Toranda. Inmediatamente, los vecinos se movilizaron ante lo que consideraban «una injusticia» y, a la recogida de firmas pronto se sumaron las alegaciones presentadas tanto por la junta vecinal como por los residentes y usuarios del arenal que decidieron participar en la iniciativa.

En los documentos, a los que ha tenido acceso EL COMERCIO, se hace alusión a varios motivos por los que vecinos y usuarios consideran que la CUOTA debería dar marcha atrás y permitir la apertura del aparcamiento de Toranda. Así, recuerdan cómo en el concejo público celebrado el pasado 12 de junio, la continuidad del estacionamiento temporal en la misma ubicación que lleva décadas ocupando «recibió el apoyo abrumador» de los asistentes. Hacen también hincapié en que «el informe técnico de la Demarcación de Costas es favorable a la concesión de la autorización, no existiendo ningún otro informe técnico desfavorable, ni del Ayuntamiento de Llanes ni de ninguna otra administración del Estado».

Desde la junta vecinal van más allá, e incluso hablan de «especulación» al referirse a cómo las tres parcelas elegidas para albergar los estacionamientos alternativos -uno de ellos lleva una semana abierto- están gestionadas por un administrador concursal que «pide 3.000 euros al mes por cada una de las fincas que en principio deberían estar destinadas a garantizar el derecho al disfrute de las playas de Niembro. Es decir, se está especulando con el derecho al disfrute del dominio público marítimo-terrestre», aseveran.

Inseguridad de los peatones

Los vecinos alertan también de que «la situación está generando un enorme impacto económico en los negocios del pueblo, puesto que los turistas tienen que ir a otros lugares» y aseveran haber recibido quejas de residentes y veraneantes quienes lamentan que «la denegación del parking imposibilita a sus familiares discapacitados el ejercicio del disfrute público de la playa de Toranda».

Además, la junta vecinal critica la lejanía de los aparcamientos alternativos e indica que «deja a los usuarios en una evidente situación de inseguridad, al tener que transitar durante más de un kilómetro -más de dos en el caso de Torimbia- por caminos de reducida anchura y visibilidad compartidos con vehículos». Finalmente, los vecinos afean el «agravio comparativo» que, a su juicio les sitúa la negativa de la CUOTA frente a otros arenales del concejo como los de Andrín, Ballota, Barro, Palombina, Borizo y Troenzo, entre otros, donde sí se permiten zonas de aparcamiento próximas a la arena.

Te recomendamos

Fotos

Vídeos