«¡Que se note que somos piragüeros!»

Susana Gutiérrez coloca una bandera en el scaparate de Perfumería Diego, en Arriondas. / N. ACEBAL

Los comerciantes de Arriondas y Ribadesella engalanan sus negocios para el Sella

LUCÍA RAMOS ARRIONDAS/RIBADESELLA.

En pocas horas, el Sella será una auténtica fiesta y, para no perdérsela, las villas de Arriondas y Ribadesella ya engalanaron sus calles y edificios, transformándolos en un auténtico estallido de color. Es ésta una iniciativa a la que cada año se suman más particulares, colgando banderas de sus balcones, pero también comerciantes, haciendo gala de una gran originalidad a la hora de decorar sus escaparates.

«¡Que se note que somos piragüeros! Ésta es nuestra fiesta y tenemos que hacer todo lo posible por animar a la gente y hacer nuestras calles más vistosas y bonitas», explicaba ayer una exhultante Loles Cerra, mientras daba los últimos toques a la decoración 'sellera' de su tienda de ropa infantil Neños, en Ribadesella. A pocos metros, en otra calle riosellana la gerente de la peluquería Maruji, Cristina Caso, hacía lo propio, colocando en su escaparate los diferentes elementos que conforman el consabido uniforme del Descenso: chaleco, montera picona y collar. «A la gente le gusta que decoremos los negocios, anima el ambiente festivo», apuntó.

En la capital parraguesa el ambiente era, si cabe, todavía mayor, con cientos de banderas y banderines ondeando en las principales arterias de la villa. En la Perfumería Diego, 'Cobi' -la mascota de la Olimpiada de Barcelona creada por Javier Mariscal, artista encargado de diseñar el cartel del Descenso de este año y en el que ha incluido al popular perro- es protagonista indiscutible. Ataviada con el traje regional y escanciando un culín, la figura consigue captar la atención de quienes pasan por delante del escaparate. «Llevamos varios años decorando la tienda tanto para el Sella como para el Bollu, y nuestra intención es seguir haciéndolo», indicaba la dependienta del negocio, Susana Gutiérrez. Justo al lado, la propietaria de la joyería Luisi, María Luisa Díaz, elabora desde hace varias ediciones, joyas especialmente diseñadas para conmemorar el Descenso. Hay pendientes, pulseras, colganes y broches y, según indica la empresaria parraguesa, «son todo un éxito. Vendemos un montón tanto a la gente de la zona como a quienes vienen a la fiesta y se quieren llevar un recuerdo». También en Arriondas, la librería Gestión, que regenta Javier Hermida, lleva más de tres décadas celebrando el Descenso con coloridas e internacionales decoraciones. «Nos gusta acompañar y formar parte de Les Piragües, es una bonita tradición», explicaba el propietario del negocio.

Fotos

Vídeos