Nuevas quejas entre los vecinos del barrio de la playa de Ribadesella por la turbiedad del agua

Así es el color del agua que sale de los grifos en los hogares del barrio riosellano de la playa. / J. G.
Así es el color del agua que sale de los grifos en los hogares del barrio riosellano de la playa. / J. G.

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Los vecinos que residen en el barrio de la playa de la capital riosellana denunciaban ayer una vez más el estado en el que se encuentra el servicio de abastecimiento de agua que llega a sus hogares. En esta zona de la villa, critican, es habitual que el agua dirigida al consumo humano presente un color verde-parduzco que anima a no ingerirla.

Los residentes en este barrio aseveran que llevan ya «mucho tiempo» padeciendo esta situación, por lo que dicen estar «cansados de pagar facturas por un pésimo servicio y por un agua con la que no se puede ni cocinar, ni ducharse, ni nada. Es vergonzoso», lamentaba ayer una de las afectadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos