Nuevo enfrentamiento en el gobierno llanisco, ahora por la atribución de propuestas

Vecinos, PP e IU afean a sus socios de Foro que traten de hacer suya la inversión de un millón de euros en obras que se lleva al Pleno de hoy

TERRY BASTERRA LLANES.

Los partidos que forman el gobierno municipal de Llanes piensan ya en clave electoral. A 20 meses de que se celebren los próximos comicios los conflictos entre los miembros del cuatripartito se han convertido en el pan nuestro de cada día. Unos enfrentamientos que los propios gobernantes llaniscos han conseguido que trasciendan más a la opinión pública que sus propios logros como gestores municipales.

El último capítulo de esta larga lista de desencuentros ha tenido lugar esta misma semana. El motivo: quién se atribuye determinadas iniciativas municipales y se «cuelga» una u otra medalla. Ayer el Ayuntamiento emitió un comunicado en el que se criticaba que la Concejalía de Hacienda, ocupada por la teniente de alcalde y líder de Foro Asturias en Llanes, hiciese suya la propuesta para llevar al Pleno de esta tarde una modificación presupuestaria que permitirá destinar más de un millón de euros del remanente municipal a realizar diferentes inversiones en el concejo, buena parte de ellas en la zona rural.

La propuesta, recogida por este diario, ha generado un «enérgico malestar» entre sus socios de gobierno de Vecinos por Llanes, Partido Popular e Izquierda Unida, aunque no en todas las formaciones en el mismo nivel, como trasladaron ayer a este diario algunos dirigentes municipales llaniscos.

A 20 meses de los comicios los conflictos entre los socios de gobierno se suceden

Pero el problema de quién se cuelga la medalla o presume de este o aquel proyecto no es nuevo en el ejecutivo local, aunque sí es cierto que en los últimos meses se ha agudizado con ejemplos como el de los presupuestos (el alcalde ha avocado las competencias a la edil de Hacienda de Foro en la materia), el wifi rural (De la Llana acusó a Riestra de «apropiarse» de la iniciativa para entregarsea a la otra edil de Vecinos) o la instalación de un punto de recarga para coches eléctricos. En este último caso fue Elviro quien, por medio de una carta abierta, dijo que el proyecto había sido impulsado por su concejalía y que la teniente de alcalde fue a hacerse la foto y «colgarse la medalla».

El alcalde también ha practicado esta afición. Prueba de ello es la entrevista que concedió a este diario con motivo del ecuador del mandato. En ella destacaba entre sus logros que «conmigo al frente el Ayuntamiento ha conseguido un remanente que es un éxito y se puede comparar con cualquier consistorio de España». Desde el PP, Juan Carlos Armas, comedido en sus manifestaciones públicas, emitió entonces un comunicado en el que recordaba que el partido del que es portavoz había peleado porque se aprobasen los presupuestos de 2016, contra los que Vecinos votó en contra de forma inicial, y que, también por ello, existen los buenos resultados económicos actuales que permiten destinar un millón de euros del remanente a inversiones.

Estas peleas entre socios de gobierno hacen que la capacidad gestora de los dirigentes locales, que la tienen, quede difuminada por todo el 'ruido' que generan ellos mismos. Unos enfrentamientos que les hacen perder de vista los objetivos que los unieron enjunio de 2015 en las negociaciones celebradas en el edificio Azteca, cuando todos tenían claro que querían construir juntos un Llanes mejor. La unión hace la fuerza dice el refrán. Quizá todavía estén a tiempo de llevarlo a la práctica por el bien del concejo y dejar de pensar tanto en clave de partido -unos más que otros- y en los comicios de dentro de 20 meses. El municipio se lo agradecerá.

Fotos

Vídeos