El nuevo juzgado de Infiesto entrará en funcionamiento a mitad de febrero

Iván Allende, Ignacio Vidau, Guillermo Martínez, Marcos Gutiérrez, Patricia Ferrero, Juan Cañal, Dolores Carcedo y Esther Fernández conversan ante el nuevo juzgado de Piloña, inaugurado ayer. / JUAN LLACA
Iván Allende, Ignacio Vidau, Guillermo Martínez, Marcos Gutiérrez, Patricia Ferrero, Juan Cañal, Dolores Carcedo y Esther Fernández conversan ante el nuevo juzgado de Piloña, inaugurado ayer. / JUAN LLACA

Las dependencias incluyen un doble recorrido que evita que usuarios y profesionales judiciales se crucen en el acceso a la sala de vistas

GLORIA POMARADA INFIESTO.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Piloña «triplica» sus instalaciones y dota de «modernidad y funcionalidad» a un espacio que permitirá «impartir con dignidad la justicia». Con esas percepciones inauguraron ayer representantes políticos y autoridades judiciales el nuevo juzgado de Infiesto, que se traslada de las dependencias de la casa consistorial a los bajos de un edificio perteneciente al parque de Viviendas del Principado de Asturias S.A. (Vipasa) en el barrio de Xudes.

La previsión de apertura de las nuevas dependencias judiciales, cuyas obras finalizaron en octubre y el equipamiento en diciembre después de trece meses de trabajos, se estima «entre la segunda y la tercera semana de febrero», tal y como explicó ayer en su visita a la instalación el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. «Es importante que la justicia esté presente en un territorio complejo como el nuestro», valoró el consejero sobre el espacio, sede de uno de los dieciocho partidos judiciales existentes en Asturias. Junto a Piloña, en esta unidad territorial de administración de justicia se integran los vecinos concejos de Nava y Cabranes, por lo que los ciudadanos a los que dará servicio la sede serán cerca de 14.000, según indicó Martínez. Al año, recordó, son «más de mil los asuntos que tramita» el juzgado piloñés.

Dado el volumen de expedientes y la población a la que presta servicio, la antigua sede judicial, ubicada en el edificio del Ayuntamiento no respondía a la necesidad de espacio ni reunía las condiciones adecuadas para trabajadores y usuarios. «Antes las dependencias estaban en cuatro salas con muy mala comunicación y las circulaciones de las propias vistas y de la propia acción judicial no tenían la garantía que sí van a tener en estos momentos», señaló el consejero de Presidencia. También el alcalde piloñés, Iván Allende, recordó el «mal estado» de los antiguos juzgados. «La justicia es fundamental y con estas instalaciones garantizamos la viabilidad y el futuro de este servicio en Piloña», destacó el regidor.

La superficie útil de las instalaciones, construidas con un presupuesto de 500.337 euros, alcanza los 728 metros cuadrados distribuidos en dos pisos. El primero, de 309,40 metros cuadrados, alberga el juzgado, el Registro Civil, la clínica forense, los despachos, las salas polivalentes de espera y aseos; mientras que en el sótano se ubican las salas de vistas, de reconocimiento, la zona de detenidos, los calabozos, el almacén, el archivo y más espacios de espera y aseos. Las dependencias judiciales fueron ayer objeto de un minucioso recorrido encabezado por el propio consejero de Presidencia, la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Ignacio Vidau; la Fiscal Superior, Esther Fernández; los alcaldes de Piloña; Cabranes, Gerardo Fabián, y Nava, Juan Cañal; así como trabajadores del juzgado. «Es un cambio genial, el antiguo se quedaba pequeño y sin posibilidad de mejora, el nuevo dignifica la justicia», valoró la jueza titular del juzgado de Piloña, Emma Rodríguez. Junto a ella, otros siete trabajadores -una letrada y seis funcionarios- desarrollarán su labor en la sede de Xudes, donde también prestan servicio de forma puntual un forense y representantes del ministerio fiscal.

Uno de los aspectos destacados ayer por el arquitecto del proyecto, Pablo Ferrío, que contó con el encomio de los profesionales de la justicia, fue el doble recorrido que incluye la instalación, con rutas separadas de acceso a la sala de vistas para usuarios y empleados. «Nos permite trabajar con más comodidad a nosotros y da intimidad a los abogados que tengan que hablar con los clientes o prestar un asesoramiento específico», destacó la jueza.

Respecto al destino de las antiguas instalaciones, Allende reiteró la intención del Consistorio de redistribuir las estancias para ubicar en ellas la oficina técnica, los servicios sociales y ampliar las dependencias de la Policía Local. Actualmente, el proyecto está en manos de la dirección general de Administración Local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos