Los dos nuevos centros de visitantes de Picos estarán terminados en 2019

«Seguiremos trabajando para devolver a las poblaciones del Parque el esfuerzo que hacen por conservar este patrimonio natural», dice Tejerina

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

Las obras puestas en marcha por el Ejecutivo central para construir dos nuevos centros de visitantes dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa comenzarán a dar sus frutos durante el próximo ejercicio, con la apertura del primero de ellos, ubicado en la localidad leonesa de Oseja de Sajambre. Asimismo, el segundo, emplazado también en León, en Posada de Valdeón, estará listo en 2019. Así lo anunciaba ayer la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado. Lo hizo en respuesta a una pregunta formulada por la senadora de Foro Rosa Domínguez de Posada, quien se interesó por conocer las «actuaciones concretas previstas por el Ejecutivo que redunden en beneficio inmediato y directo de los habitantes del Parque».

Tras resaltar el papel de las poblaciones que viven en el citado entorno, Tejerina aseveró que el Gobierno central «seguirá trabajando con el objetivo de devolver a estos ciudadanos el esfuerzo que hacen por conservar este extraordinario patrimonio natural». Asimismo, hizo hincapié en «la necesidad de compatibilizar la conservación y mejora del medio ambiente con la calidad de vida de los habitantes de las zonas rurales».

La ministra también recordó que «la gestión, administración y financiación de este Parque Nacional fueron transferidas a las comunidades de Cantabria, Principado de Asturias y Castilla y León en 2010» y que «se transfirió en su momento la financiación además de todos los bienes y las plazas de trabajadores del organismo autónomo». No obstante, recalcó que «el Gobierno transfiere dinero cada año a las Comunidades Autónomas sin decidir ni intervenir en la gestión para la conservación del Parque».

Desfiladero de la Hermida

Entre dichas inversiones Tejerina destacó la de los citados centros de visitantes, con un coste de diez millones de euros y que «supondrá un nuevo impulso para relanzar la economía de la zona»; pero también los «60 millones de euros del proyecto de mejora de la carretera N-621 en el Desfiladero de la Hermida para ampliar su anchura», así como «las obras de ensanche y mejora de trazado de esta misma vía en varios puentes sobre el río Deva por siete millones y trabajos para mejorar la seguridad global de la zona, por otros once millones».

La ministra también se refirió a «los diversos programas de voluntariado, investigación, seguimiento fitosanitario, sociológico o de afección del cambio climático» que se llevan a cabo en el entorno protegido, además de a las subvenciones. Todo ello, indicó, supondrá, solo en el presente ejercicio, una inversión cercana al millón de euros. A todo esto habría que sumar, continuó la popular, que el Ejecutivo de Mariano Rajoy «aporta dinero para el programa de subvenciones a las Áreas de Influencia Socioeconómica de los Parques Nacionales, aún siendo competencia de las Comunidades Autónomas, para que realicen convocatorias dirigidas a vecinos, ayuntamientos y entidades de la zona».

En este sentido, aseveró que, pese a que sus ayudas están destinadas a complementar las de las autonomías, «en algunos casos, como Asturias, únicamente ha aportado fondos, en solitario, el Gobierno de España».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos