Los ocleros llaniscos critican la presencia de cántabros en las playas del concejo

«Las algas que sacan se las llevan fuera, así que no dejan nada de dinero en la zona, pero sí destrozos», aseveran los recolectores

L. RAMOS LLANES.

«Es un atropello. Vienen, arrasan con todo, provocan desperfectos y encima ni siquiera dejan aquí el dinero». Con estas contundentes palabras se expresaba ayer el expresidente de la asociación Ocleros del Oriente, Fernando Abad, respecto a la presencia, «cada vez mayor», de recolectores de algas de arribazón cántabros que se acercan a los arenales llaniscos para llevarse toneladas de gelidium.

«Nosotros no vamos a Cantabria a nada, no entendemos por qué tienen que venir ellos aquí y ya llevamos tiempo solicitando a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que haga algo para controlar esta situación, pues cada vez va a peor», indicó, por su parte, el presidente de la asociación que agrupa a la gran mayoría de ocleros llaniscos, Juan Carlos González.

Abad fue más allá y recordó cómo «en años anteriores hubo problemas con vecinos de Celorio, pues al salir de Torimbia provocaron destrozos en algunas casas, llevándose por delante los canalones, entre otras cosas. Es normal, pues a muchas playas de Llanes se accede por calles muy estrechas y si no conoces la zona ni estás acostumbrado es más fácil que tengas un percance», explicó.

Por otra parte, los recolectores de arribazón esperan con ganas la apertura de la campaña, el próximo 15 de septiembre. Hasta el momento, y desde principios de verano, solo pueden acceder a los arenales para sacar ocle en horario nocturno. Reconocieron que, «por el momento no se notan cambios pese a la práctica del arranque», aunque advirtieron que la temporada todavía no comenzó y «es muy pronto» para poder saber con certeza si su actividad se verá afectada.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos