Onís propone albergar la estación de salida del tren cremallera a los Lagos

La zona de Tullidi, en Benia, propuesta por su regidor para albergar la estación de salida del tren cremallera a los Lagos. /  JUAN LLACA
La zona de Tullidi, en Benia, propuesta por su regidor para albergar la estación de salida del tren cremallera a los Lagos. / JUAN LLACA

El regidor del concejo considera que Benia y Demués cuentan con infraestructuras «aptas» y habría «conexión directa» con Cangas

LAURA CASTRO BENIA.

«Onís debe tener cabida en el proyecto del tren cremallera». Esta es la condición que puso su regidor, José Manuel Abeledo, para apoyar el proyecto ferroviario propuesto por el Partido Popular de Asturias y que se encuentra actualmente en una fase incipiente, tras ser aprobado su estudio hace algunas semanas en la Junta General del Principado. De hecho, el alcalde oniense apuesta por Demués o la zona de Tullidi, en Benia, como sedes para la estación. «Disponemos de infraestructuras aptas y perfectas para albergar la salida del tren cremallera hacia los Lagos», explicó Abeledo, para añadir que «Onís es la puerta de entrada a los Picos y de esta forma, se podría conectar nuestro concejo con el de Cangas de Onís de manera directa».

No obstante, el estudio medioambiental realizado en el año 1998 a petición de la entonces Consejería de Fomento, dirigida por el popular Juan José Tielve, descartaba el concejo oniense. En el informe se especificaba que esta alternativa exigiría que una gran parte del recorrido ferroviario se hiciera bajo tierra, lo que encarecería notablemente los costes de la infraestructura. Asimismo, señalaba las dificultades para construir grandes aparcamientos por tratarse de un terreno «virgen».

De igual modo, el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, explicó que en un principio se contemplaron todas las opciones posibles y señaló que «en un sentido medioambiental esta se vio descartada». Además, concluyó, «el estudio elaborado en aquella época reflejó que el tren debe salir de nuestro concejo, pues es la entrada natural al espacio protegido».

No obstante, Abeledo insistió en que la zona de Tullidi, en Benia, dispone de una gran explanada frente al centro de visitantes de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos que podría suplir la necesidad de plazas de aparcamiento para los visitantes del Parque Nacional. Valoró la iniciativa, aunque con ciertas consideraciones. «Mi idea es clara: el tren cremallera es buena idea», aseveró, para después añadir que «siempre que se haga desde el respeto al entorno y a los vecinos que en él habitan». También destacó que debe ser un proyecto integral que una a los concejos de Picos y sentenció que «o todos formamos parte de esto, o ninguno».

Además, señala la necesidad de limitar la carretera a los Lagos para uso de los ganaderos, hosteleros y taxistas de la comarca una vez que el proyecto ferroviario sea una realidad. En esta línea, subrayó del mismo modo que «los beneficios derivados de esta infraestructura deben repercutir de una manera directa en los vecinos que residen en el espacio protegido».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos