La oposición exige mejoras para los médicos de urgencias de Arriondas

Una ambulancia en la entrada a las urgencias del Hospital del Oriente de Asturias, en Arriondas. / J. LLACA
Una ambulancia en la entrada a las urgencias del Hospital del Oriente de Asturias, en Arriondas. / J. LLACA

Foro y PP urgen, además, que se tomen medidas para «incentivar» la llegada de nuevos facultativos a los hospitales de las alas

LUCÍA RAMOS ARRIONDAS.

Apenas un día después de que los médicos del servicio de urgencias del Grande Covián denunciasen el «agravio comparativo» que padecen en relación a profesionales de otros hospitales asturianos, todos los partidos de la oposición en la Junta General se sumaban a las reivindicaciones del colectivo. La opinión es unánime a pesar de la diferencia de colores: el Principado debe ponerse manos a la obra y propiciar unas negociaciones con los facultativos afectados que culminen en la equiparación de sus condiciones laborales y retributivas con las de compañeros de otros hospitales que realizan la misma función.

En los últimos días los facultativos parragueses mantuvieron reuniones con representantes de los diferentes grupos parlamentarios en las que les plantearon sus reivindicaciones y solicitaron su apoyo. En uno de estos encuentros participó la diputada del PP por el Oriente, Marifé Gómez, quien ayer aseveraba a EL COMERCIO que «los médicos tienen toda la razón. El personal de urgencias lleva mucho tiempo atravesando toda serie de problemas y una muestra de ello fue la dimisión el pasado mes de mayo, del jefe del servicio, ante la impotencia de no poder llegar a más», recordó. Recalcó que en las urgencias del hospital de Arriondas «existe un gran equipo que trabaja extraordinariamente y son lógicas sus reivindicaciones de equiparación con profesionales de otros hospitales que realizan el mismo trabajo». La parlamentaria aseveró que «lo preocupante es que cada vez son menos los especialistas que vienen al Oriente y más los que se van o piensan en marcharse, lo que está provocando un desmantelamiento en la asistencia que pagaremos los usuarios». Por este motivo, insistió en que «se debe incentivar el trabajar en los hospitales de las alas».

De similar opinión era la presidenta de los foristas, Cristina Coto, quien manifestó su apoyo a los profesionales. «Estos agravios comparativos a los que el Sespa somete a áreas y colectivos diferentes carecen de justificación», afeó. Criticó cómo «el Gobierno regional ningunea a estos facultativos y ni se digna a contestarles, cuando soportan una menor dotación de personal y unas diferencias retributivas importantes». De la misma forma que la diputada popular, Coto abogó por que el Principado «adopte medidas urgentes para incentivar la contratación» y acabar con «la discriminación a las alas que se ceba con el Área Sanitaria VI».

Desde Ciudadanos, Armando Fernández propuso algo similar. «Los contratos tienen que ser de alguna forma personalizados. La política de personal del Principado es muy rígida, pero hay situaciones en las que impera la finura si quieres atraer a gente profesional y con experiencia», apuntó. La actual situación, agregó, «es un ejemplo más de la falta de planificación y la nefasta política de contratación» del Ejecutivo asturiano. El diputado recalcó lo «importantísimas» que son las urgencias y, como sus colegas, apuntó que lo lógico ante un mismo trabajo es un mismo salario y unas mismas condiciones.

La parlamentaria de IU Marta Pulgar, por su parte, fue mucho más concisa, anunciando que, tras reunirse con los médicos parragueses, su formación planteará una serie de preguntas acerca de los planes del Gobierno para solucionar el problema. «Es necesario equiparar condiciones, es de justicia», apostilló.

El diputado de Podemos Asturies Andrés Fernández Vilanova advirtió que «la falta de relevo y de fidelización de facultativos en las áreas sanitarias del Oriente y Occidente es un problema de primer orden, pues pone en riesgo la asistencia». Por ello, considera «prioritario que el Principado active las negociaciones necesarias para revisar y mejorar la organización y las condiciones laborales de los servicios sanitarios en estos centros». Manifestó, asimismo, su «total disposición y apoyo al colectivo para apremiar a Sanidad a través de iniciativas parlamentarias o requerir información que pueda ser útil en las negociaciones».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos