Ordenan estabilizar un edificio en Llanes por riesgo de desprendimientos

El edificio sobre el que el Ayuntamiento ha ordenado actuar, con el precinto policial a su alrededor. / N. A.
El edificio sobre el que el Ayuntamiento ha ordenado actuar, con el precinto policial a su alrededor. / N. A.

La lluvia y el viento de los últimos días tiraron varios elementos de la fachada que quedaron sujetos por la red de seguridad

LUCÍA RAMOS LLANES.

Los llaniscos y visitantes que ayer transitaban por la vía principal de la villa se llevaron una enorme sorpresa al comprobar cómo el entorno de uno de sus edificios, el ubicado frente al hotel Don Paco, en la calle Nemesio Sobrino, había sido precintado por la Policía Local. La causa de estas medidas hay que buscarla en el temporal que en días pasados asoló la región y que se llevó por delante algunos de los elementos de su fachada, suponiendo un peligro para los viandantes. «Debido al viento, la lluvia e incluso la nieve caída esta semana, hubo tejas y partes del alero que se desprendieron, si bien no produjeron ningún daño ni desperfecto, pues la propiedad ya había instalado elementos de seguridad, como una red que recogió estos materiales, hace tiempo», explicó este diario la concejala delegada de Urbanismo, la forista Marián García de la Llana.

Pese a que por esta vez la cosa se quedó en un susto, desde el departamento que dirige De la Llana quisieron asegurarse de que la seguridad en la zona está garantizada, por lo que esta misma semana se dictó una resolución en la que se ordenaba a la propiedad del inmueble la estabilización de su fachada. «Lo fundamental para nosotros es evitar cualquier tipo de incidente, por lo que, aunque la red instalada previamente cumplió con su cometido y sujetó los cascotes, decidimos instar a los propietarios del edificio a que restauren la seguridad en el entorno del mismo», indicó la titular de Urbanismo. Para cumplir con la resolución, agregó, hay dos vías que pasan, en ambos casos, por la retirada de los elementos desprendidos. «Pueden proceder a reparar la fachada, que presenta tejas, aleros y dos balcones que podrían caer, o volver a instalar sistemas de seguridad como los que había hasta ahora», indicó.

Derrumbes

En verano de 2016 y por orden de la Concejalía de Urbanismo llanisca, los técnicos municipales elaboraron un informe en el que identificaron los edificios de la zona urbana del concejo que presentan, a su parecer, algún tipo de riesgo estructural y, por tanto, peligro de que alguno de sus elementos se venga abajo. Los expertos lograron entonces localizar hasta catorce inmuebles situados, en su práctica totalidad, en la capital. Uno de ellos, ubicado en la calle Nemesio Sobrino, sufriría un derrumbe parcial apenas unos meses después, en noviembre del mismo año.

En la misma vía se ubican otros dos de los edificios señalados, dos más están en Egidio Gavito y otros dos en la avenida de La Paz. Los restantes se reparten entre las calles Manuel Romano, Gutiérrez de la Gándara, Mercaderes, Marqués de Argüelles y Celso Amieva. Se da la circunstancia de que en este último se pusieron en marcha hace años unas obras que están paralizadas y ya son muchos los llaniscos que manifestaron su preocupación por el estado que presenta, ya que además se encuentra en las inmediaciones del colegio Peña Tú.

El edificio precintado ayer no forma parte de esta lista, pues según apuntó De la Llana, «no presenta daños estructurales, sino de elementos arquitectónicos concretos que se podrían desprender».

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos