El Oriente disfruta de un verano «como los de hace años», dicen los empresarios

La llanisca playa de San Antolín, a rebosar el pasado sábado, pese a la mala mar registrada durante todo el fin de semana.
La llanisca playa de San Antolín, a rebosar el pasado sábado, pese a la mala mar registrada durante todo el fin de semana. / NEL ACEBAL

El mal tiempo no logra frenar la afluencia de turistas y los hoteleros, que ya tienen reservas para septiembre, auguran un agosto «muy positivo»

LUCÍA RAMOS LLANES.

El Paraíso Natural tiene tal poder de atracción que ni las 'jugarretas' climatológicas consiguen frenar la llegada de visitantes deseosos de disfrutar del Oriente asturiano. Así lo confirman desde las diferentes patronales turísticas de la comarca, donde se habla de un mes de julio «como los que no se veían desde hace muchos años», y todo apunta a que agosto seguirá la misma tónica. «Ahora mismo es difícil encontrar plazas libres para los primeros dieciocho días del mes, al menos en los negocios de nuestros asociados, e imagino que en el resto será similar la situación. Estamos recibiendo muchísimas consultas y peticiones de reservas. Si el año pasado ya fue bueno, la sensación de éste es todavía mejor», señaló el presidente de la Asociación de Empresarios de los Picos de Europa (Incatur), Toño Sánchez.

En el entorno del Parque, indicó, «se calcula que la ocupación hotelera rondó este mes de julio el 80%, siempre según los datos provisionales disponibles. Confiamos superar sin problemas ese nivel en agosto», agregó. El mal tiempo que hizo en las últimas semanas, aseveró, «afecta mucho menos al turismo de interior que al de costa. Al entorno de Picos de Europa la gente viene buscando otras cosas, aunque no haga sol se pueden hacer muchas actividades y los visitantes se siguen quedando maravillados con nuestros paisajes», apuntó.

Sí miran con algo más de preocupación al cielo en Colunga, donde temen que, si se repite, la ausencia de sol pueda «retraer» la afluencia de turistas al concejo. «Tuvimos un mes de julio bueno y las expectativas para agosto son aún mejores, pero no sabemos si finalmente se cumplirán», manifestó el presidente de la Asociación Colunguesa de Turismo (Acotur), José Luis Cueli. La ocupación, agregó, «fue, a expensas de contar con los datos definitivos, posiblemente mejor que la del pasado ejercicio».

La alegría por la recuperación de antiguos niveles de ocupación también se vive en concejos como el de Ribadesella, donde «se ve muchísima gente pese a que prácticamente solo hubo tres días de sol. Lo cierto es que el tiempo nos importa a nosotros, no a los turistas, que precisamente vienen buscando un clima más suave», explicó el presidente de los alojamientos de Turismo Rural de Ribadesella (Aritur), Sabino Martínez. «Agosto viene mucho mejor, pero lo que más me sorprende es que tengo muchísimas peticiones para septiembre. Esto es buen síntoma, pues augura que la temporada se alargará hasta bien entrado el otoño, como ya sucedió en 2016. Está llamando gente incluso para el puente del Pilar, nos estamos volviendo a acostumbrar a hacer las reservas como antaño, con bastante antelación», apostilló.

En la misma tónica se expresaba el presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos de Llanes y Ribadedeva (Fomtur), Ángel Bada, quien explicó cómo «está favoreciendo a la comarca el calor que están pasando en otras zonas de España. Los clientes vienen encantados a descansar de las altas temperaturas y disfrutar de nuestros paisajes y gastronomía», indicó el empresario. Agosto, agregó, «nunca suele fallar. El año pasado fue muy bueno y confiamos en que éste sea igual o incluso mejor», aventuró.

Turistas que repiten

En Ponga, las sensaciones son también muy positivas, según manifestó el presidente de los Empresarios de Hostelería y Turismo, Julio Guzmán. «En julio disfrutamos de buenos niveles de ocupación y para agosto, sobre todo durante la primera quincena, esperamos datos aún mejores», indicó, recalcando cómo «año tras año se incrementa el número de visitantes en el concejo. Una buena muestra es que el Centro de Interpretación del Parque Natural de Ponga llevaba a mediados de esta última semana unos 1.270 visitantes, más que en todo el mes de julio de 2016», explicó. El empresario pongueto quiso destacar, asimismo, un dato que a su parecer es «muy importante, y es que cada vez tenemos a más turistas que repiten, lo que indica que se están haciendo las cosas bien».

Finalmente, desde Hostelería y Turismo de Parres (Hotupa), Belisario Suárez lamentaba que el mal tiempo hubiese empañado levemente la primera parte del verano. Algo que, sin embargo, no impidió que miles de turistas disfrutasen del «amplio abanico de actividades» que ofrece el concejo parragués. «Intentamos movernos mucho y tenemos eventos como el Carmen, La Peruyal o el Descenso que atraen a muchísima gente», manifestó.

Más

Fotos

Vídeos