El Oriente se entrega a Nuestra Señora

Cuñaba, en Peñamellera Baja, también está de fiesta. / NEL MELERO
Cuñaba, en Peñamellera Baja, también está de fiesta. / NEL MELERO

Numerosas localidades de la comarca celebran estos días sus fiestas en honor a la Virgen

G. FERNÁNDEZ / L. CASTRO LLANES.

Con la misma solemnidad de los últimos cinco siglos, la villa de Llanes homenajeaba ayer a su patrona, Santa María de la Asunción. La basílica se encontraba abarrotada por los fieles y la presencia en la procesión cada año va en aumento gracias a la colaboración de los tres bandos festivos. De hecho, Rafael Romero, Javier Abello y David Prada, presidentes, respectivamente, de la Magdalena, San Roque y la Guía, ya caminaban juntos al frente de la banda de música de San Martín del Rey Aurelio durante el pasacalles matinal, en el que la agrupación musical ofrecía dos piezas muy conocidas: 'Levando anclas' y 'La gran evasión'. El alcalde de Llanes, Enrique Riestra, acompañado por varios concejales, y el comandante de la Guardia Civil, Miguel Lobo, también estuvieron presentes en los actos.

La misa solemne, con acompañamiento del coro parroquial, fue concelebrada por los sacerdotes Florentino Hoyos, párroco de Llanes; Rodobaldo Ruisánchez, y el madrileño Javier Prades, rector de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Al término de la eucaristía, después de que la banda de música interpretara la Marcha Real en la plaza de Cristo Rey, se formaba una procesión que transitó por el casco histórico de la villa.

Abría el cortejo el estandarte de Nuestra Señora de la Asunción trasladado por Juan Antonio Sotres y a su estela, a hombros de ocho costaleros de diferentes bandos festivos de Llanes, aparecían las andas con la imagen de la Virgen. Los sacerdotes, los representantes políticos del concejo, los presidentes de los tres bandos, la banda de música y un incalculable número de vecinos y visitantes cerraban la comitiva, que tras salir por la calle de Posada Argüelles había continuado por la plazuela de Santa Ana y las calles Mayor, Manuel Cue, El Muelle y Mercaderes.

Al unísono, y por encima de las tradicionales rivalidades festivas de los llaniscos, los presidentes de los tres bandos comentaron que «el 15 de agosto es el día de Llanes y es nuestra obligación permanecer todos unidos para darle un mayor realce a la fiesta».

En Poo, también homenajearon a Santa María de la Asunción. Los tres ramos de hortensias y panes recorrieron el pueblo llanisco desde la bolera hasta la iglesia de San Vicente Levita. El pequeño lo portaron Pablo Pérez, Javier Martínez, Caio Agosti y Huseín Chej. Con el mediano, hicieron lo propio Sergio Bárcena, Álvaro Escanciano y Manuel Martínez. El ramo más grande fue llevado por Ángel Gómez, Javier Martínez, Diego Marcos y Luis Méndez. Todo el paseo desde la bolera hasta la iglesia, estuvo amenizado por Yago Bugalla, a la gaita, y Monchu Cue, al tambor, junto a más de medio centenar de aldeanas con sus panderetas que acompañaban con cánticos la ofrenda para Santa María de la Asunción.

La imagen de la Virgen salió de la iglesia parroquial a hombros de Santiago Blanco, Óscar Martínez, Javier Neira y Bruno Martínez y presidida por el estandarte de Nuestra Señora de la Asunción, con Fernando Ruiz y Juan José Merodia. Tras la procesión, la misa solemne dio paso a los bailes tradicionales como el 'Xiringüelín chicu' y 'El Pericote', entre otros.

En Andrín, también fue día de celebración y de homenaje, amenizado como desde hace casi treinta años por el Grupo de Gaitas Principado. Tras la misa oficiada por el sacerdote José María Llada, los dos ramos partían desde la iglesia de San Juan Bautista hacia la ermita de Nuestra Señora, junto a unas cuarenta aldeanas. La procesión la abría el estandarte trasladado por Daniel García de la Hera y Fermín Martínez Junco y tras ellos, la imagen de la Virgen a hombros de cuatro costaleros.

En la localidad peñamellerana de Cuñaba también festejaron a Nuestra Señora, una celebración en la que destacó su procesión. En Benia de Onís también salieron en procesión paseando a Nuestra Señora del Castru por la localidad. En Colombres, por su parte, se celebró La Asunción con una misa cantada por el Coro Ribadedeva y el sábado celebrarán La Sacramental.

El frenesí festivo alcanzaba también a Colunga. La localidad de La Isla celebra estos días La Velilla con actos religiosos, como el que tuvo lugar ayer, pero también con actividades culinarias como los 'food-trucks' o la parrillada y corderada prevista para hoy, día en el que se pone punto y final a estos festejos, pero no a las celebraciones, que se extienden por toda la comarca.

Fotos

Vídeos