El Oriente roza el 100% de ocupación

Las calles y terrazas de Llanes estaban abarrotadas a primera hora de la tarde. / NEL ACEBAL
Las calles y terrazas de Llanes estaban abarrotadas a primera hora de la tarde. / NEL ACEBAL

Los restaurantes de Cangas y Llanes tuvieron colas y no se pudo atender a todos los clientes | Las principales localidades de la comarca registraron problemas para encontrar aparcamientos y hubo atascos en el acceso a Arriondas

TERRY BASTERRA LLANES.

El primer fin de semana de agosto suele ser uno de los mejores del año en la comarca oriental, y este 2017, no ha defraudado. En concejos como Llanes o Cangas de Onís se ha rozado el 100% de ocupación en buena parte de los negocios de ámbito hotelero y el deseo de los empresarios del sector es que la tendencia se mantenga hasta mediados de mes y, si es posible, se alargue incluso un poco más.

Pero los altos niveles turísticos de estos días no son un hecho aislado. El verano venía siendo ya «bueno» desde julio, aunque esta primera semana de agosto ha supuesto un pico en lo que a presencia de visitantes en la zona oriental de Asturias se refiere.

Esta gran afluencia de personas también ha originado pequeñas retenciones en algunos de los puntos habituales, como son el cruce de la N-634 para desviarse hacia Arriondas o Cangas de Onís y Covadonga. Allí, en la mañana de ayer, se registraron episodios de tráfico lento y atascos. En Llanes, por su parte, aunque también hubo momentos de circulación lenta para acceder a la villa, las principales dificultades se registraron a la hora de encontrar un sitio para aparcar entre las 12.30 y las 14 horas. Situación similar se vivió en Cangas de Onís, donde a la hora de comer era prácticamente imposible encontrar un hueco para estacionar debido a la gran afluencia de gente.

Y es que la jornada, amaneció nublada, lo que hizo que fuesen muchos los que se decantase por acudir a las localidades del Oriente, descartando desplazarse a las playas. Eso desembocó en que los restaurantes de algunas de las principales localidades de la comarca registrasen colas para comer y en que más de uno se tuviesen que ir los clientes sin ser atendidos al estar los negocios desbordados por la gran cantidad de gente que recibieron.

Para Javier Garaña, de la Asociación Llanisca de Restaurantes (Allares), el de este 2017 «está siendo un buen verano». «Hay mucha gente en la zona. La ocupación es muy alta y los que vienen lo hacen con dinero para gastar. En Llanes, por ejemplo, estamos a tope. Hay restaurantes del casco histórico en los que se ven las colas esperar para comer», indica Garaña, quien destaca que perciben que «el gasto por persona está registrando un incremento desde hace años». «Hay negocios que han subido los precios este año y siguen teniendo unos niveles de ocupación buenísimos», destaca.

Uno de los productos más demandados en los restaurantes de Llanes en estas semanas es el pescado. La demanda, y el hecho de que una parte de la flota local esté dedicada a la extracción de ocle en estas fechas, hace que los precios de venta en la rula hayan subido, lo que se traslada a las cartas de los restaurantes. Pese a ello Garaña destaca que se siguen consumiendo y siendo uno de los «productos estrella» en muchos establecimientos llaniscos.

«Si hubiésemos tenido mejor tiempo puede que hubiese venido todavía más gente, pero no sé si tendríamos capacidad para atenderlos a todos porque estamos a tope», reflexiona el hostelero.

Garaña destaca que «el modelo turístico de Llanes está funcionando muy bien» y defiende el turismo de segunda residencia. «Para la hostelería es muy importante, porque ayuda a desestacionalizar. Es gente que viene durante todo el año. La mayoría son propietarios de Madrid y País Vasco, que compraron casa en Llanes en plena burbuja inmobiliaria, y son personas con un poder adquisitivo alto», señala.

José Antonio Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de los Picos de Europa (Incatur), destaca que en estos concejos del interior del Oriente «la ocupación está próxima al 100% y esperamos que siga así hasta mediados de mes». «El verano está siendo bastante bueno,. Los restaurantes están trabajando muy bien. El consumo es algo menor que antes de la crisis y eso lo están notando más los comercios», detalla.

En Fomtur, la asociación que agrupa a los negocios hoteleros y apartamentos turísticos de Llanes y Ribadedeva, y que cuenta con 60 establecimientos asociados, entre ellos los de mayor tamaño de la zona en lo que a número de camas se refiere, hacen un balance muy positivo de estas fechas. «En julio tuvimos una ocupación del 85% y estos primeros días de agosto está siendo aún mejor», destaca Ángel Bada, presidente de Fomtur, quien añade que este último fin de semana se ha rozado el 100% de ocupación. En la asociación confían en que esta tendencia se mantenga aún varias semanas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos