El Oriente se vuelca con la Virgen del Carmen

Una treintena de llaniscas preceden a 'la estrella de los mares' durante la procesión de Bustio. / NEL ACEBAL
Una treintena de llaniscas preceden a 'la estrella de los mares' durante la procesión de Bustio. / NEL ACEBAL

Las localidades de Hontoria, Bustio y Lastres acogieron concurridas misas y procesiones en honor a la patronaLas celebraciones en las localidades colunguesa y ribadedense estuvieron marcadas por las ofrendas en recuerdo a los fallecidos en la mar

G. FERNÁNDEZ/L. RAMOS LLANES.

Por todos es conocida la devoción que existe en Asturias por la Virgen del Carmen, principalmente entre los profesionales de la mar. Por ese motivo, ayer eran muchas las localidades de la comarca que acogían misas y procesiones en honor a 'la estrella de los mares'.

Una de las más vistosas era la de Lastres, en el concejo colungués, donde las celebraciones habían comenzado ya el sábado, con el tradicional chupinazo y los cancios de chigre. No faltaron tampoco el festival de la sardina, que alcanzó este año su séptima edición, ni la verbena nocturna. Sin embargo, el día grande era ayer, con la habitual misa, cantada en esta ocasión por el coro Manín de Lastres, y seguida por una concurrida procesión que llevó a la patrona desde la iglesia parroquial hasta el puerto. Allí embarcó en una pequeña lancha pesquera para continuar con su recorrido por mar antes de regresar a tierra, donde los fieles entonaron la 'Salve marinera' en su honor.

Los vecinos de Hontoria homenajearon a su Virgen del Carmen con pasacalles a cargo de la banda de gaitas L'Alloru; un concierto ofrecido por el coro Aulas, llegado desde la capital vasca de Vitoria; misa solemne; procesión; danza prima y bailes regionales. El concierto matinal de la coral vasca, formada por 40 voces bajo la batuta de Pedro Reguero, ofreció habaneras, melodías rusas, piezas vascas y la canción 'Desde el mar', con letra de Rafael Alberti.

En la procesión salieron dos ramos, el de los veteranos a hombros de José María Muñoz, Carlos Tarno, Ricardo Baldasano y Alfredo del Rio; más de un centenar de niñas y jóvenes vestidas de llanisca; dos estandartes y las andas con la imagen de la Virgen del Carmen sobre un deslumbrante manto floral.

Al término de la procesión, la coral vasca interpretó la 'Salve marinera' y seguidamente, acompañados a la gaita y el tambor por los hermanos Julián y Conchita Herrero, el grupo folclórico local bailaba el Quirosanu, el Xiringüelín, las jotas de Cadavedo y el Cuera, el Xiringüelu de Naves y el Pericote.

Finalmente, en la localidad ribadedense de Bustio, también fueron muchos los vecinos que se acercaron hasta la capilla de Nuestra Señora del Carmen para asistir a la misa de campaña oficiada por el sacerdote Amador Joaquín Galán Caso, a quien acompañó en el altar Óscar Ugalde, párroco de Unquera. Pasaban unos minutos de las doce y media cuando la llegada del ramo, custodiado por más de una treintena de aldeanas de todas las edades tañendo sus panderetas, marcó el inicio de la misa, acompañada por el coro de Santa María de Colombres. Tras el oficio religioso, llegó uno de los momentos más esperados por los vecinos de Bustio y Unquera: la procesión de la Virgen del Carmen por las calles de los pueblos asturiano y cántabro, acompañada por la Banda de Música de San Martín del Rey Aurelio. A la vuelta, como cada año, la comitiva se detuvo sobre el puente, en la frontera asturcántabra, para realizar la tradicional ofrenda en recuerdo de quienes perdieron la vida en la mar. Un gesto que «no solo se dedica a los profesionales, sino también a todas esas personas que injustamente mueren en el Mediterráneo huyendo de la barbarie», señaló Amador Galán.

Fotos

Vídeos