Los padres de los expulsados denuncian al director del IES de Llanes por presunta agresión

Antonio Hernández, padre de una de las expulsadas, en Llanes. / T. B.

«No nos atrevemos a mandar a los críos al instituto», asegura el progenitor de uno de los adolescentes

T. BASTERRA LLANES.

Los padres de los chicos expulsados del instituto de Llanes por amenazar presuntamente e increpar al director del IES han presentado una denuncia contra el máximo responsable del centro educativo. Los progenitores de los tres adolescentes, un chico y dos chicas, acusan al director de una presunta agresión contra los tres menores.

Según afirma Antonio Hernández Hernández, padre de uno de los tres expulsados de etnia gitana, la denuncia la presentaron este pasado sábado en el cuartel que la Guardia Civil tiene en la villa y llevaron también «los partes médicos» redactados en el centro de salud, a donde llevaron a los menores para que fuesen atendidos de estas presuntas agresiones. «El director les dejó marcados los brazos de los agarrones que les hizo», asegura Hernández.

Este padre reconoce que los chicos expulsados pueden haber tenido una actitud no adecuada con algunos profesores o con el director del centro. De hecho asegura que «ya los habían expulsado por mal comportamiento en años anteriores, pero ninguno de los directores que estuvieron antes les había agredido». En este sentido el portavoz de las familias de estos chicos, que han sido expulsados hasta el 20 de octubre, indica que, debido al problema que se vivió en el centro la pasada semana, «no nos atrevemos a mandar a los críos al instituto».

Hernández afirma que los tres adolescentes «no han causado problemas a otros compañeros de clase, solo a los profesores». Y critica que «les echaron de clase sin avisarnos a los padres y les dijo a los críos 'gitanos de mierda, estáis mejor en el monte'».

Tras los hechos ocurridos el pasado jueves, después de que los tres adolescentes insultasen e increpasen presuntamente al director, y fuesen expulsados, las familias de estos alumnos se presentaron en el centro educativo. Desde el instituto se requirió la presencia de la Policía Local para que interviniese y calmase los ánimos de los progenitores.

Esa misma tarde uno de los tres expulsados acudió a la vivienda del director para, presuntamente, amenazarle de nuevo. El docente optó por denunciar al muchacho esa misma noche.

Desde Comisiones Obreras su secretario de Organización de la Federación de Enseñanza, Borja Llorente, con plaza en este instituto, indicaba el viernes que estos alumnos ya habían causado problemas en años anteriores. Recalcaba además que «ni en este ni en ningún centro de Asturias se agrede a los estudiantes», como alegaban los expulsados y sus padres, que han presentado una denuncia contra el director por una supuesta agresión a estos estudiantes. Desde el IES han trasladado lo sucedido al Servicio de Inspección de la Consejería de Educación.

Fotos

Vídeos