El Parque de los Picos valora limitar la escalada, el montañismo y la espeleología

El futuro PRUG contempla ordenar estas actividades y elaborar un programa específico que determine la capacidad de acogida del territorio

T. BASTERRA CANGAS DE ONÍS.

Ordenar el montañismo y la escalada dentro de un programa específico en el que se determine la demanda y la capacidad de acogida del territorio organizando estas actividades deportivas según zonas y épocas. Esta es una de las propuestas que se incluye en el documento que sintetiza las propuestas realizadas durante el proceso de participación pública del Plan Regulador de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de los Picos de Europa, documento del que carece en la actualidad este espacio protegido y que será aprobado en 2018, según se aseguró el pasado marzo en el último patronato del Parque.

La de ordenar la escalada y el montañismo en los Picos es una de las propuestas más destacadas que contiene este documento. Según se recoge en él, se deberá crear un comité de expertos, con representación de las tres federaciones autonómicas de montaña, para organizar la actividad según las zonas y las épocas del año con el fin de «ofrecer soporte técnico para la práctica de la actividad, garantizar la seguridad, proteger los valores naturales y el entorno y concienciar a los escaladores». En este sentido por «normalizar el reequipado de vías, de manera que se garantice la máxima calidad y seguridad». También apuestan por abrir nuevas vías ferratas.

En cuanto al esquí de fondo, en el documento publicado en la página web del Parque Nacional, se indica que los circuitos y pistas para realizar dicha actividad deberán ser valorados a nivel ambiental y técnico. Mismo criterio que utilizan para el tránsito con raquetas de nieve.

En el documento en el que se recoge la participación pública de cara a la elaboración del PRUG de los Picos se reconoce el «valor positivo» de las actividades deportivas, y apuesta por permitirlas «cuando no constituyan un riesgo para la conservación de los valores naturales» del Parque Nacional. Se autorizarán en este sentido las pruebas con baja incidencia ambiental que transcurran por carreteras y caminos. Estas competiciones serán ordenadas de «manera clara, a partir de la elaboración de estudios ambientales rigurosos e imparciales». También insta a elaborar un calendario anual de eventos deportivos revisando las condiciones impuestas por el Comité de Gestión para la celebración de pruebas de montaña.

Otro aspecto que se regulará es el de la acampada y el vivac, diferenciando estas dos prácticas y permitiéndolas en el entorno de los refugios en épocas de máxima afluencia, en especial en las travesías de largo recorrido.

Además, con el fin de garantizar la conservación del patrimonio espeleológico de los Picos, se propone limitar o prohibir «la práctica de la espeleología deportiva en simas y cavidades» autorizando únicamente la que se realiza con fines científicos y de exploración, documentación y estudio.

Fotos

Vídeos