Parres expondrá la «urgencia» de las obras contra las riadas al delegado del Gobierno

G. P. ARRIONDAS.

El riesgo de sufrir nuevas riadas como la que anegó Arriondas en 2010 sigue «latente» en el concejo parragués y mantiene en un «sinvivir» a sus vecinos. Así se lo trasladaron ayer los residentes del barrio de Castañera al alcalde Emilio García Longo (PSOE). «Es un tema que me preocupa fundamentalmente y una cuestión que hay que encauzar», explicó el regidor, que ya ha solicitado una reunión con el nuevo delegado del Gobierno, Mariano Marín, al que trasladará la «necesidad urgente» de acometer el proyecto de protección frente a las riadas, elaborado a instancias de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico hace ya dos años y presupuestado en 15,4 millones de euros.

El regidor parragués recordó a los vecinos que la ejecución de las obras es competencia del Estado, si bien apuntó que el Principado «ya ha dicho que está dispuesto a participar en la financiación». García Longo quiso despejar también las críticas vertidas el pasado viernes por el diputado de Izquierda Unida Ovidio Zapico y la edil Silvia Iglesias, que afearon al Ayuntamiento la falta de hechos. «Desde la órbita municipal no podemos hacer más, la obra es del ministerio y son ellos quienes deben tomar la iniciativa y aportar los recursos», dijo el alcalde.

Por su parte, los residentes en Castañera anunciaron que por el momento no continuarán con las movilizaciones previstas, al observar en el primer edil un «optimismo» acerca de la pronta ejecución del proyecto. No obstante, recordaron que de no producirse avances retomarán la vía de las manifestaciones.

Temas

Parres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos