Parres repara por vía urgente los argayos en las carreteras

G. P. ARRIONDAS.

El Ayuntamiento de Parres ha iniciado los trabajos de reparación en las carreteras afectadas por los argayos de las últimas semanas, consecuencia de las fuertes lluvias del temporal de finales de marzo. El equipo de gobierno señala que las intervenciones, adjudicadas por procedimiento de urgencia, comenzaron el pasado día 26 en la carretera de titularidad municipal PR-4, entre Ozanes y Llerandi. Las labores para adecuar el tramo del vial afectado por un desprendimiento tienen un plazo de ejecución de tres semanas, con lo que, de cumplirse las previsiones, estarían listas a lo largo de la próxima semana. La obra en este caso fue adjudicada por un importe de 50.000 euros.

Por su parte, a los accesos a Arres, en Granda, corresponden 16.000 euros. En esta infraestructura los daños por un argayo se registraron en el camino vecinal que comunica las viviendas, «prácticamente intransitable» tras el desprendimiento, indican desde el Consistorio parragués. Otro de los puntos afectados por el temporal fue el de los accesos al núcleo de Mesariegos. También «numerosos argayos y desprendimientos» están siendo retirados por el servicio municipal de Obras en las localidades de Dego, Arobes, Castiello o Carúa.

El punto más complicado es el de la carretera que une Huexes y Fíos, donde el equipo de gobierno presidido por el socialista Emilio Longo ha puesto en marcha la elaboración del proyecto y estudio geológico «necesario para rehabilitar el intenso movimiento de tierras que se produjo en la carretera que une las localidades y que es el de mayor envergadura», explican.

El concejo parragués fue uno de los más afectados por el paso de la borrasca 'Hugo' por Asturias, especialmente en materia de infraestructuras. A los daños provocados en las carreteras de acceso a los pueblos se sumaron durante las jornadas de intensas lluvias distintas bolsas de agua en la N-634 que llegaron a anegar un carril de la vía. Fue el caso de la localizada a la altura del kilómetro 347, en las inmediaciones de Arobes. Además, un tren de cercanías sufrió un descarrilamiento el 25 de marzo como consecuencia de un desprendimiento de tierra sobre la vía, a la altura de la cantera de Fuentes. El incidente provocó también daños en la catenaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos