El paseo de la Iglesia de la villa llastrina se llena de artesanía y gastronomía

Aspecto que presenta el paseo de la Iglesia de Lastres. / NEL ACEBAL

La IX edición del Mercáu Marineru cuenta con 27 puestos, talleres, espectáculos infantiles y el Encuentro Coral 'Brisas del Cantábrico'

LAURA CASTRO LASTRES.

El Mercáu Marineru de Lastres abrió ayer las puertas de su IX edición con 27 puestos de artesanía, gastronomía típica de Asturias y Cantabria y con el primero de sus tres talleres, el de telares, que estaba dedicado a los más pequeños. El olor de los costillares y chorizos de la taberna medieval invitaba a los visitantes a adentrarse en el paseo de la Iglesia. Tras la carne, llegaban los panes de centeno, maíz y espiga, los quesos del Oriente de la región y clásicas anchoas de la comunidad vecina.

«Somos muy queseros y no podíamos desaprovechar la ocasión de llevarnos un buen producto de vuelta a casa». Esta era la idea con la que llegaron Agustín Román y María Isabel Ladero, dos madrileños que pasan sus vacaciones estivales alojados en Mestas de Con, desde donde se han recorrido toda la comarca oriental. Su opinión la compartían los catalanes Gisela Palacio y Jesús Bollero, quienes optaron también por llevarse un poco de la gastronomía típica de Asturias de vuelta a su residencia. «La comida aquí es muy potente, merece la pena llevársela de recuerdo», comentaron entre risas.

El Mercáu Marineru cerrará su IX edición el lunes, con un último taller práctico a cargo de las rederas de Lastres y con el espectáculo de magia de Adrián Conde. Sin embargo, hoy es el día fuerte. El paseo por los puestos de artesanía y gastronomía estará amenizado por las voces del VI Encuentro Coral 'Brisas del Cantábrico', en el que participan agrupaciones de Lastres, Ribadesella y Cantabria.

Fotos

Vídeos