Los pastores José Antonio y Emilio Suero y el GREIM cangués, Premios Gamonéu

José Antonio Suero, pastor de Las Reblagas. / E. C.
José Antonio Suero, pastor de Las Reblagas. / E. C.

El Consistorio de Onís entregará los galardones el próximo 22 de octubre durante la celebración del XXXVIII certamen de este queso en Benia

LAURA CASTRO BENIA.

Falta poco más de un mes para que el Ayuntamiento de Onís otorgue los Premios Gamonéu en la XXXVIII edición del certamen quesero que les da nombre. Se celebrará el próximo 22 de octubre en Benia, la capital del concejo, y contará con la participación de casi una veintena de productores, quince del Puerto y cinco del Valle, uno más que en el anterior evento.

Entre los premiados de esta edición está José Antonio Suero, pastor de Las Reblagas de 74 años. «Ha dedicado toda su vida a sus animales y a la elaboración más familiar de queso en su cabaña junto al lago Ercina», explicaba ayer su hijo Vicente, quien añadió que «es un honor recibir un reconocimiento así, pero lo más importante para nosotros es ver el puertu en buenas condiciones, sin lobos y con más pastos».

Una crítica que compartía el nieto del pastor de la Vega de Ceñal Emilio Suero, otro de los galardonados. «Tuvo que dejar el oficio al que se dedicó desde crío porque sufrían ataques de los cánidos a diario», recalcó Sergio, para añadir que «estamos contentos con el galardón, pero a la vez tristes porque mi abuelo dejó por imposible el pastoreo por la situación que presenta el puertu».

José Antonio y Emilio transmitieron su pasión por la ganadería y el queso a sus hijos y nietos, quienes han continuado con la profesión familiar. Vicente, sucesor del de Las Reblagas, reconocía que ha mantenido el oficio que le inculcó su padre, pero «con demasiadas dificultades, pues a la dura vida en el puertu se suman el creciente matorral y las bajas del ganado». Sergio, nieto del pastor de la Vega de Ceñal de 89 años, ha conseguido conservar el entusiasmo que perdió su abuelo en el 2002 al poner en marcha una quesería en Gamonéu. Su nombre «no podía ser otro que Vega Ceñal», explicó, pues quería hacer un guiño especial a Emilio y al oficio que ha desempeñado toda su familia a lo largo de los años.

Junto a estos dos pastores, el Consistorio de Onís reconocerá también la labor del Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Cangas de Onís con otro Premio Gamonéu 2017. Además, este año se repetirá la celebración del concurso fotográfico, entre otras actividades asociadas al certamen como el tradicional mercado gastronómico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos