Pastores de Picos y Pirineos buscan soluciones a la política agraria europea

Jean Pierre Cazoux, Didier Buffière y Gonzalo Suero. /  JUAN LLACA
Jean Pierre Cazoux, Didier Buffière y Gonzalo Suero. / JUAN LLACA

«Uno de nuestros objetivos es defender el pastoreo ante la Comisión Europea», señala la delegación gala que visita a Cangas

G. POMARADA CANGAS DE ONÍS.

Más de quinientos kilómetros separan a los pastores de los Picos de Europa y de la vertiente francesa de los Pirineos, una distancia que se disipa en lo relativo a la problemática del medio rural. Aquí y allí, estos profesionales mantienen un oficio acechado por «la política agraria común (PAC), la depredación de la fauna salvaje, el uso del fuego y la gestión del territorio». Lo cuentan Didier Buffière, presidente de un grupo de desarrollo local, y Jean Pierre Cazoux, alcalde de Arrens-Marsous y ganadero.

Ambos visitan estos días la zona de los Picos de Europa en busca de puntos en común y, ayer, compartieron en el Ayuntamiento de Cangas de Onís sus primeras impresiones. «Tenemos también problemas con depredadores, en nuestro caso el oso, los pastores consideran que no es su papel proteger a su ganado del oso», contaron. Como Picos, los Pirineos forma parte de un parque nacional que «ahora es menos duro, pero sigue siendo muy difícil hacer pistas y accesos», explicaron.

En cuanto a las quemas controladas, reconocen avances tras años de lucha. «Con condiciones meteorológicas buenas podemos actuar sobre 10.000 hectáreas, lo hacemos los propios ganaderos con apoyo, a veces, de bomberos y administración», indicaron.

Conscientes de que sus retos apuntan en la misma dirección, los pastores esperan ahora encontrar soluciones en común para exponer su postura a la administración. «Uno de nuestros objetivos es defender el pastoreo ante la Comisión Europea», pues consideran que «no se pueden aplicar a estos territorios reglas de rentabilidad porque dan servicios ambientales, sociales, empleo, de prevención y de cohesión».

Durante la visita -motivada por un encuentro con representantes del ejecutivo cangués el pasado verano en la feria de la localidad gala de Tarbes- los franceses también encontraron puntos fuertes a implantar en Pirineos. «La municipalidad está muy implicada en estos territorios, en Francia no es así», lamentaron Buffière y Cazoux.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos