El Patronato pospone la decisión sobre el futuro de la Faustino Sobrino

La residencia Faustino Sobrino de Llanes. /  JUAN LLACA
La residencia Faustino Sobrino de Llanes. / JUAN LLACA

Tras más de tres horas de reunión, los patronos optaron por esperar hasta el viernes para pronunciarse acerca de quién dirigirá y gestionará la fundación

L. RAMOS LLANES.

Más de tres horas de reunión y pocas cosas en claro. Ese fue el resultado del encuentro de urgencia que mantuvieron ayer por la mañana los miembros del Patronato de la Fundación Faustino Sobrino después de que a finales de la pasada semana el gerente, Daniel Marcilla, advirtiese que dimitiría si sor Carmen García continúa siendo directora de la residencia llanisca. Una amenaza que no gustó nada a dos de los partidos cuyos portavoces forman parte del órgano de decisión de la entidad, Foro y PP, a quienes tampoco hizo gracia que el gestor, contratado en agosto para tratar de revertir la situación de continuas pérdidas económicas que atraviesa la Faustino Sobrino desde hace décadas, hiciese público «un documento interno de trabajo» en su comunicado.

En el escrito en cuestión, Marcilla aseveraba que, bajo la dirección de la religiosa, se estaba dando «comida caducada» a los residentes y se estaba «permitiendo que los proveedores saqueasen la entidad», entre otras cosas.

Mientras desde Foro advertían que «no aceptamos amenazas ni chantajes por parte de nadie» , el portavoz municipal del PP, Juan Carlos Armas, señalaba que a lo largo de la reunión que tuvo lugar ayer se iba a «actuar en consecuencia y tomar las decisiones que se estime oportunas».

Sin embargo, finalizado el encuentro dichas decisiones todavía no habían tomado forma, por lo que los patronos volverán a reunirse a finales de semana, el viernes, para pronunciarse acerca de la continuidad, o no, tanto de la directora como del gerente de la residencia llanisca.

Fotos

Vídeos