Los pediatras del hospital pasarán consulta en los concejos sin especialista

Las madres retiran las pancartas reivindicativas. /  FOTOS: NEL ACEBAL
Las madres retiran las pancartas reivindicativas. / FOTOS: NEL ACEBAL

El acuerdo «temporal» alcanzado entre el gerente del área sanitaria y las madres pone fin a las protestas de las familias afectadas

LUCÍA RAMOS CARREÑA.

Las familias de Cabrales, Ribadedeva, las Peñamelleras y Llanes que a principios de año se quedaban sin la pediatra que atendía a sus hijos ya cuentan con una solución provisional. Tras semanas de negociaciones, una reunión celebrada en la mañana de ayer en el centro de salud de Carreña de Cabrales entre el nuevo gerente del área sanitaria VI, el cirujano José Manuel Llera, y las representantes de los progenitores, Begoña Díaz, Verónica López y Paz Larrosa, servía para ratificar el acuerdo alcanzado por ambas partes. Un arreglo que, recalcaron las madres, «es temporal», mientras esperan por la celebración de la oferta pública de empleo anunciada por el consejero y la adjudicación de la plaza que quedó vacante en el consultorio de Llanes a un especialista.

A partir del próximo 4 de abril, serán los pediatras del Hospital Comarcal del Oriente quienes se encarguen de pasar consulta tanto en los centros de salud de Carreña y Panes, dos horas una vez por semana, como en el de Llanes, donde reforzarán mañanas y tardes a lo largo de toda la semana para atender también a los niños de Ribadedeva. Hasta el momento, explicaron las madres cabraliegas, las familias deberán seguir acudiendo a sus centros de salud más cercanos. «De momento el calendario lo tienen hecho para el mes de abril, pero la intención de gerencia y facultativos es la de seguir con estas consultas durante más tiempo, elaborando los planes mes a mes, en función de la disponibilidad de los pediatras», indicó Díaz.

La solución planteada por la gerencia del área sanitaria no es nueva para las familias de los cinco concejos afectados, pues según recordaron las madres, «hace mucho tiempo que los pediatras del Francisco Grande Covián habían propuesto hacerse cargo de las consultas, aunque los gerentes anteriores no tuvieron en cuenta dicha iniciativa, no sabemos por qué».

El nuevo calendario comenzará a aplicarse el 4 de abril y tiene vocación de continuar

Contacto permanente

Las portavoces de las familias afectadas por la ausencia de pediatras se mostraban ayer «contentas a medias. No tenemos una solución definitiva, pero al menos sí hay algo a corto plazo, que ya es más de lo que teníamos y, sobre todo, nos sentimos escuchadas. Se nota que el nuevo gerente viene con ganas de arreglar este problema y es de agradecer», recalcaron.

Las madres cabraliegas aseveraron, eso sí, que permanecerán atentas a la evolución de este asunto y que no renuncian a sus reivindicaciones de un aumento en las horas de atención pediátrica en sus centros de salud. «Entendemos que esto irá poco a poco, pues a los pediatras del Grande Covián, que ya van a hacer un sobre esfuerzo al compaginar esto con su trabajo en el hospital, tampoco les vamos a pedir más todavía, pero en el momento en que se cubra la plaza vacante, vamos a pelear por que aumenten los días y las horas», manifestó Díaz. Verónica López agregó que, en este punto, «el gerente está dispuesto a dialogar y nos ha asegurado que mantendremos el contacto en todo momento».

Celebraron, además, el compromiso del Sespa de sentarse próximamente a negociar con los sindicatos para evitar «un nuevo caso de fuga por promoción interna» de cara a la nueva oferta pública de empleo.

Así las cosas, las familias de Cabrales, las Peñamelleras, Ribadedeva y Llanes paralizarán temporalmente las protestas que periódicamente estaban celebrando tanto a las puertas de sus respectivos centros de salud, como en el hospital de Arriondas y, este pasado fin de semana, en el puente de Llanes. Como símbolo de buena fe, tras la reunión de ayer las madres procedieron a retira las pancartas reivindicativas del exterior del consultorio de Carreña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos