Pelayo vuelve a reinar en Cangas

Pelayo vuelve a reinar en Cangas

Cientos de personas asistieron a la recreación de la proclamación del líder astur | Más de doscientos cangueses participaron en el desfile y el concilio ataviados como astures, nobles y guerreros

LUCÍA RAMOS CANGAS DE ONÍS.

Historia viva de Asturias. Es lo que ayer se pudo disfrutar en Cangas de Onís con la primera recreación del concilio en el que los clanes que habitaban la región a principios del siglo VIII eligieron a Don Pelayo como líder de los astures en la lucha contra los musulmanes. Cientos de personas se agolparon, pasadas las dos de la tarde, en el Puente Romano y sus alrededores para presenciar cómo nació la leyenda del rey de todos los asturianos.

Pero la diversión había comenzado mucho antes, a las once de la mañana. Fue entonces cuando el parque Riera acogía la reapertura del campamento de guerreros después de que las fuertes lluvias caídas el sábado en la comarca obligasen a posponer la programación de las jornadas históricas a la mañana de ayer. En el asentamiento, pequeños y mayores pudieron aprender cómo se vivía en Asturias en pleno siglo VIII, cómo se elaboraban las ropas, las armas y la comida, entre otras cosas. Descubrieron también cuáles eran las partes del traje de un guerrero astur y probaron suerte con el tiro al arco, los puzzles y el resto de juegos medievales que la Asociación Cultural La Guardia Recreación Histórica llevó hasta la capital canguesa.

Entre los pasatiempos hubo uno que tuvo especial éxito: la confección de trajes para poder participar en el desfile y el gran combate de guerreros astures. Así, numerosos pequeños, como las canguesas Marta Martínez y Mara y Telma Alonso, de once y nueve años, pudieron confeccionar sus casacas de saco y unirse a uno de los cuatro clanes presentes: los corovescos, los habitantes de Meluerda, los de Argandenes y los de Curiel. «Lo estamos pasando muy bien, nunca pensamos que la Historia pudiese ser tan divertida», reconocían las niñas.

Pasados unos minutos de las 12.30 horas, con todos los participantes en perfecta formación y cientos de cangueses y visitantes aguardando en la avenida Covadonga, daba comienzo el desfile. Encabezada por el regidor cangués, José Manuel González Castro; la directora general de Patrimonio Cultural del Principado, Otilia Requejo, y demás autoridades locales y al son de la música de la Banda de Gaitas Ciudad de Cangas de Onís, una comitiva formada por más de doscientas personas recorrió la citada avenida y las zonas de El Mercáu y El Cascayu hasta llegar al robledal de San Antonio, en el barrio de Cangas de Arriba.

Veremundo vencedor

Una vez resguardados por los grandes robles, los cuatro señores tomaron asiento junto a sus respectivos séquitos para asistir a las pruebas de habilidad y los combates que habrían de dirimir cuál de ellos sería el encargado de decidir el futuro de los astures. Así, tras tres emocionantes retos donde los guerreros que representaban a cada clan hicieron gala de su destreza, llegó la hora de las armas y, en una sucesión de trepidantes duelos, fue finalmente Teodorando quien se proclamó vencedor en nombre de Veremundo, señor de Argandenes.

Llegó entonces el momento de desandar el camino y regresar a la vera del Puente Romano para asistir al acto final de la jornada. Allí, a los pies de la gran mole de piedra y a la orilla del río Sella, el señor godo Veremundo, el jefe de los astures de Abelania, Tarano; el potentado romano del valle de Boiges, Claudio, y demás señores del Norte decidieron que fuese el joven guerrero Pelayo quien guiaría al pueblo asturiano hacia la victoria contra el invasor.

«Hoy mismo comienza nuestra gesta. El día de mañana recordarán lo que hoy haremos y se acordarán de todos vosotros. Nuestros nombres se escribirán con letras de oro entre las memorias de los héroes. Adelante, mis amigos. ¡Por Cristo y por Asturias!», exclamó el rey, haciendo que el numeroso público enloqueciera.

Tras el apoteósico final, el alcalde se mostraba satisfecho con el resultado, recalcaba «la dura labor llevada a cabo por trabajadores del Consistorio, voluntarios y demás artífices de la recreación» y manifestaba su intención de repetir el próximo año.

Fotos

Vídeos