Los pensionistas de Piloña reúnen a 400 personas en su menú de otoño

Los jubilados disfrutan de su amagüestu en La Reboria. /  E. C.
Los jubilados disfrutan de su amagüestu en La Reboria. / E. C.

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La fiesta del otoño, el amagüestu de los jubilados piloñeses, cumplió ayer una nueva edición con un éxito rotundo de participación. Casi 400 asociados del colectivo de pensionistas Virgen de La Cueva se reunieron en una gran carpa instalada en La Reboria para degustar un menú de temporada en el que tenía especial protagonismo la castaña. Se consumieron 253 kilos de castañas asadas, 20 boroñas, 200 litros de sidra dulce, además de queso, dulce y casadielles. Tras la comida, los presentes disfrutaron de un animado baile amenizado por Toni Lana.

La iniciativa es una de las citas que tienen una mejor acogida en el calendario anual de la asociación, según señaló su presidente, Ramón Camblor, muy pendiente en todo momento de que nadie se quedase con hambre.

El dirigente de la asociación ultima ahora la próxima cita en el calendario. En este caso se trata de la comida de fin de año, el 13 de diciembre. Está prevista la salida en autobús desde Sevares, Villamayor e Infiesto, con destino a Villaviciosa, donde se visitará el mercado semanal. A continuación tendrá lugar la comida en el restaurante Amandi. Las inscripciones, a un precio de 20 euros, pueden realizarse hasta el 4 de diciembre.

Fotos

Vídeos