Los pescadores critican que «Avall ataca a todos los que generan riqueza»

Manuel Herrero y Ángel Batalla ayer, en el puerto pesquero de Llanes.
Manuel Herrero y Ángel Batalla ayer, en el puerto pesquero de Llanes. / JUAN LLACA

«Como se lo pagamos entre todos, no hacen más que poner querellas, saturando los juzgados», acusan los profesionales

LUCÍA RAMOS LLANES.

«Que nos dejen en paz, que se olviden de nosotros». Es lo que pedían ayer el presidente y uno de los vocales de la Cofradía de Pescadores Santa Ana de Llanes, Ángel Batalla y Manuel Herrero, a la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall), después de que éstos les acusaran de «creerse Neptuno cuando dicen que la mar es suya». En este sentido, los pescadores criticaron que la entidad llanisca «ataca a todos los sectores que producen riqueza y puestos de trabajo en el concejo, desde constructores a hosteleros. Los únicos con los que todavía no se metieron, pero llegará, deben ser ganaderos y agricultores».

Por este motivo, Herrero instó, con sorna, a que «Avall cambie su 'a' de 'amigos' por la 'e' de 'enemigos' de Llanes, pues es lo que son», y afeó que «con lo que no se metieron fue con el chiringuito que abrieron en San Pedro, destrozando un tesoro».

Los pescadores, apuntó Batalla, «no somos dueños de la mar, sino que vivimos de ella», y su compañero agregó que «a la mar puede ir todo el mundo, pues en el puerto tenemos más de cien embarcaciones, y nunca nos metemos ni nos meteremos con nadie, solo pedimos respeto y que nos dejen trabajar». Un respeto que, en su opinión, no practican desde Avall. «Son unos sinvergüenzas que se están aprovechando de todos los vecinos de Llanes, Asturias e igual hasta de España, pues no tienen que pagar nada, no hacen más que poner querellas, que además suelen perder, saturando los juzgados», aseveraron.

El presidente de la cofradía, por su parte, animó a los integrantes de la asociación a «comprarse un barco, sacarse todos los títulos pertinentes y hacerse a la mar, si tan fácil les parece».

Tal y como ya había adelantado el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, Dimas García, hace unos días a través de EL COMERCIO, Batalla confirmaba ayer que tanto los armadores de los 28 barcos autorizados para la presente campaña de arranque de ocle como las fábricas que lo compran «tienen a sus abogados estudiando la posibilidad de exigir responsabilidades jurídicas a Avall» por el perjuicio económico derivado del retraso en el inicio de la costera.

Récord de recaudación

Batalla también recalcó la importancia que está adquiriendo el puerto de Llanes, donde estos días están atracando una media de diecinueve naves, a las que se suman cuatro más que no atracan, pero sí subastan en la rula. «Esta semana, entre el ocle, el bonito y demás costeras, están entrando entre 40.000 y 60.000 euros diarios y, si seguimos así, confiamos en pasar de los tres millones de euros a final de año, superando nuestro récord de recaudación».

Fotos

Vídeos