Los Picos de Europa tendrán su Plan de Uso en 2018, después de trece años

Una pareja se hace una foto en el entorno de los Lagos de Covadonga, en el Parque Nacional de los Picos de Europa. / NEL ACEBAL
Una pareja se hace una foto en el entorno de los Lagos de Covadonga, en el Parque Nacional de los Picos de Europa. / NEL ACEBAL

El Parque Nacional lleva desde 2005 sin normas que permitan gestionar el territorio, después de que el Tribunal Supremo anulase el anterior plan

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

Comienza la cuenta atrás para que el Parque Nacional de los Picos de Europa cuente, después de trece años, con un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Desde la comisión que gestiona el espacio protegido se propusieron tener listo el documento a lo largo del próximo ejercicio, con motivo de la conmemoración de su centenario, y los técnicos encargados de elaborarlo trabajan duro desde hace meses para que así sea. De hecho, el primer borrador de este documento normativo que regirá el funcionamiento del espacio natural está en estos momentos «muy avanzado» y todo apunta a que en febrero de 2018 estará listo para someterse al dictamen del Comité Técnico, según recoge el último informe presentado ante el Patronato.

En dicho informe, los técnicos recuerdan cómo la elaboración del PRUG se inició el pasado año con una primera fase de «recopilación exhaustiva de todos los aspectos que deberían ser abordados en el plan» mediante varias reuniones mantenidas con representantes de los diferentes sectores implicados en cada una de las tres comunidades con territorio en el espacio protegido. Concretamente, a las mesas temáticas -aquellas celebradas para trazar las grandes líneas que integran el plan-, asistieron 470 representantes y actores «relevantes» en el territorio del Parque Nacional. Además de ayuntamientos y entidades locales, participaron asociaciones y colegios profesionales, federaciones deportivas, empresarios locales, clubes y asociaciones deportivas, asociaciones empresariales y de propietarios, entidades culturales y colectivos conservacionistas.

Con las peticiones recibidas, se elaboró un primer documento en el que destacan varios aspectos en los que hicieron especial hincapié los participantes en las jornadas. Así, los técnicos encargados de redactar el nuevo Plan Rector de Picos trabajan para que se puedan compatibilizar los usos y aprovechamientos tradicionales del terreno con la conservación del mismo.

Montañismo y escalada

Otro de los asuntos en los que se insistió bastante durante los encuentros fue en el apoyo a la comunidad residente mediante una mayor participación de vecinos y entidades locales en la toma de decisiones, la mejora de los servicios y ayudas centradas principalmente en dos ámbitos: garantizar la actividad ganadera tradicional y compensar los daños provocados por la fauna silvestre.

Finalmente, también hubo una gran participación por parte de los clubes y federaciones deportivas, quienes plantearon, entre otras cosas, ordenar el montañismo y la escalada como ya adelantó este diario. Para ello se plantea elaborar un programa específico que determine la demanda y la capacidad de acogida del territorio, evalúe repercusiones ambientales y organice la actividad según zonas y épocas, contando para ello con un comité de escaladores expertos procedentes de las tres federaciones autonómicas de montaña.

Cabe recordar que el espacio protegido carece de Plan Rector, pues el anterior intento se truncaba en 2005 después de que el Tribunal Supremo anulase el documento aprobado por Real Decreto en 2002, al carecer de régimen económico y de compensación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos