Los Picos pierden a su ansiada cría

Un quebrantahuesos sobrevuela la zona en la que estaba el nido. /  FCG
Un quebrantahuesos sobrevuela la zona en la que estaba el nido. / FCG

La próxima semana un equipo de la fundación conservadora de esta especie tomará muestras del nido para determinar las causas del malogro Fracasa el segundo intento de reproducción de quebrantahuesos en el Parque

LAURA CASTRO BENIA.

No ha sido posible. Parecía que 'Deva' y 'Casanova' habían dado con la tecla correcta esta segunda vez para garantizar la supervivencia de su primera cría, pero finalmente no ha logrado superar la etapa de incubación y ha dejado con la miel en los labios a quienes esperaban con impaciencia el primer nacimiento en más de medio siglo de un quebrantahuesos en el Parque Nacional de los Picos de Europa, donde esta especie había desapareció en los años sesenta del siglo pasado.

Esta vez la ubicación del nido no ha sido el problema, según Gerardo Báguena, director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. «El ciclo de incubación seguía con total normalidad a pesar de que cerca de donde estaba la cría cayeron varias avalanchas, lo que nos lleva a pensar que no ha sido una cuestión climática», aseguró. Desconocen las causas del fracaso, por lo que la próxima semana acudirán a la pared vertical en la que estaba el nido para recoger muestras que les ayuden a averiguar dónde ha fallado el proceso.

'Deva', cedida por el Gobierno de Aragón y liberada en 2010, y 'Casanova', macho silvestre que emigró desde los Pirineos hasta los Picos de Europa, conectaron desde el primer momento y ya en 2016 habían intentado su primera reproducción, también sin éxito. Esa vez la causa estaba clara: la ubicación del nido no era la apropiada. Parecía que habían aprendido de sus errores anteriores esta vez eligiendo un emplazamiento de mayor calidad, pero no ha servido para sacar adelante a su cría. Tras el fracaso, los padres abandonaron el nido, lo que indicó al equipo de seguimiento, compuesto por la fundación y la Guardería del Parque, que algo no iba bien.

«Estamos decepcionados. En parte, es porque teníamos muchas esperanzas puestas en ello. Hemos hecho todo lo que podíamos, pero la parte que les tocaba a ellos no ha llegado a buen puerto», lamentó con cierta frustración Báguena.

A la tercera va la vencida

Este segundo malogro «no significa que no se vaya a conseguir más adelante». De hecho, el director de la fundación está convencido de que tarde o temprano nacerá una cría de quebrantahuesos en los Picos.

«La edad media de reproducción de esta especie es de nueve años. 'Deva' tiene ocho, por lo que aún hay margen», explicó. De hecho, la quebrantahuesos cedida por Aragón imita lo que sucede en su lugar de procedencia. «Los ejemplares de los Pirineos fracasan durante los dos primeros años», indicó Báguena, por lo que es de esperar que a la tercera vaya la vencida y nazca la primera cría de quebrantahuesos de los Picos de Europa.

«Esperamos que esto no sea una excepción y el próximo año podamos tener una reproducción ya con éxito», auguró el director de la fundación. Reparó además en la importancia del seguimiento que se ha llevado a cabo durante la incubación de la cría de 'Deva' y 'Casanova', pues les ha ayudado a conocer mejor a la especie. «No todo es negativo. Hemos aprendido mucho de ellos y recogimos cientos de datos que seguro nos ayudarán de cara al próximo intento de esta pareja», valoró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos