Piden quince meses de prisión a una maestra llanisca por falsificar un certificado médico

Piden quince meses de prisión a una maestra llanisca por falsificar un certificado médico

La mujer confeccionó los justificantes que probaban que había sido atendida por un facultativo, pero no era cierto, según el fiscal

L. RAMOS LLANES.

Faltó dos días a clase y, poco después, falsificó un certificado médico para justificar su ausencia. Pese a que pueda parecer más la jugarreta de un chaval con pocas ganas de ir al colegio, fue una mujer adulta, concretamente una profesora interina que impartía clases en un centro público de Llanes, quien lo hizo. Pero la jugada le salió mal y ahora se enfrenta a una petición por parte de la Fiscalía del Principado de Asturias de quince meses de cárcel. La vista oral se celebrará hoy, a las 12.15 horas, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo. Eso, si todo marcha correctamente, pues el juicio ya fue suspendido en dos ocasiones por diferentes motivos.

En su escrito, el ministerio fiscal sostiene que la acusada era funcionaria interina del cuerpo de maestros con destino en un colegio público llanisco en el momento en que tuvieron lugar los hechos, a principios de septiembre de 2014. Considera probado, asimismo, que «en fecha no concretada pero posterior y próxima a los días 4 y 5 de septiembre de 2014, la acusada, u otra persona por encargo suyo, confeccionó dos documentos supuestamente expedidos por el Centro de Salud de Llanes que certificaban que esos días había sido atendida por un médico del servicio, algo que no era cierto».

La profesora presentó esos mismos documentos en el colegio donde trabajaba con el fin de justificar su ausencia los citados días. Por todo ello, la Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de falsedad en documento oficial recogido en el artículo 392 del Código Penal y solicita que se condene a la acusada a quince meses de prisión, así como a la inhabilitación especial para el derecho del sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Pide, asimismo, que se le imponga una multa de ocho meses con una cuota diaria de ocho euros -1.920 euros-, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas, además de al abono de las costas.

Según señalan diversas fuentes, no es la primera vez que esta mujer tiene problemas con la Justicia, pues en febrero del pasado ejercicio fue investigada por la Guardia Civil después de que se sospechase que ella había sido la presunta autora de un incendio que se produjo de madrugada en los buzones del número 6 de la plaza Parres Sobrino, un edificio de viviendas en el que había durmiendo personas en ese momento. Estas mismas fuentes aseguran que la profesora que presuntamente falsificó este certificado médico es la misma que entre 2012 y 2013 tuvo varios enfrentamientos con los padres de varios alumnos que acabaron con denuncias cruzadas por parte de los implicados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos