El Plan de Mejora Energética del Cobayu costará más de 2,5 millones

Algunos de los edificios del riosellano barrio del Cobayu que recibirán las ayudas.
Algunos de los edificios del riosellano barrio del Cobayu que recibirán las ayudas. / NEL ACEBAL

Los técnicos recomiendan utilizar el llamado Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, pues es más barato y de fácil mantenimiento

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El Plan de Mejora Energética previsto para el barrio del Cobayu se desarrollará por el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, técnicamente conocido como SATE. Éste es el modelo recomendado por el equipo de arquitectos que ha elaborado el anteproyecto y que esta semana se reunía con los vecinos en el Ayuntamiento de Ribadesella. El sistema consiste en la instalación de un panel aislante prefabricado que quedará fijado sobre muro de cada edificio tanto con un adhesivo como con un anclaje mecánico. La actuación se rematará con una malla de refuerzo y un revestimiento exterior aún por determinar.

Según explicó la alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández, los técnicos desaconsejaron utilizar el sistema de fachada ventilada, «porque resulta muy caro su mantenimiento posterior» y apostaron por el SATE al tener un coste menor. Aún así, éste superará los 2,5 millones de euros para el conjunto del barrio, para las doce comunidades de propietarios. De este modo, la rehabilitación de cada uno de los edificios de 24 viviendas tendrá un coste que rondará los 260.000 euros y en el caso de los de 16 viviendas, ascenderá a 190.000. La actuación incluye el envolvente exterior de las fachadas, el aislamiento de los bajos y las cubiertas y la supresión de pequeñas barreras arquitectónicas aún pendientes.

Lo que no quieren los vecinos es tener que adelantar esas cantidades mientras llegan las subvenciones, cuestión que intentará aclarar el Consistorio a lo largo de los próximos días. Los residentes entienden que las subvenciones deben aprobarse en cada certificación de obra. «La subvención municipal, los 100.000 euros que aporta el Ayuntamiento a la primera fase del proyecto, estará disponible en la primera certificación sin ningún problema», aclaró la regidora. Esa primera fase, a ejecutar este año si aparecen candidatos, afectará a uno o dos bloques de viviendas.

Cada propietario deberá abonar entre 1.600 y 2.970 euros, según sus condiciones

En definitiva, el coste final por propietario, después de las correspondientes subvenciones, quedaría situado entre los 1.600 y los 2.700 euros para los residentes en bloques de 24 viviendas y entre 1.800 y 2.970 para los residentes en bloques de 16 viviendas. Estas son las horquillas establecidas por los técnicos para los diferentes escenarios -optimista y pesimista-, en función de las subvenciones aportadas por las administraciones públicas implicadas en el proyecto. Ahora, el Ayuntamiento de Ribadesella espera que alguna de las doce comunidades del Cobayu confirme su decisión definitiva cuanto antes para poner en marcha este Plan de Mejora Energética. La solución que se adopte en el primer edificio será la que en el futuro se seguirá para los once restantes.

Fotos

Vídeos