La plantación de kiwis de Piloña amplía su nave de almacenamiento

Plantación en Aguín, Piloña, con la nave de almacén al fondo. /  LLACA
Plantación en Aguín, Piloña, con la nave de almacén al fondo. / LLACA

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La empresa productora de kiwis Vega de Aguín, situada en el entorno de la localidad piloñesa de Villamayor, presentará este viernes la nueva ampliación de sus instalaciones. Se trata de una nave de setecientos metros cuadrados que permitirá un trabajo mucho más eficiente en el apartado de almacenamiento y clasificación de los frutos en frío, así como «acceder directamente al mercado, mejorando nuestros márgenes», señaló el impulsor de esta iniciativa empresarial, Manuel Cimas. El acto de presentación contará con un grupo de invitados, entre los que estarán el alcalde de Piloña y otros miembros de la corporación, así como los empleados de la finca.

Este año la cosecha ha alcanzado las doscientas toneladas de producto en unos terrenos de cultivo que cubren once hectáreas y media, si bien la previsión es la de aumentar la extensión hasta las quince.

La ubicación de esta plantación, su diseño y su orientación sur, favorecen la obtención de un kiwi muy sazonado y de recolección temprana, que comienza a comercializarse en el mes de noviembre. Sus propietarios, con más de treinta años de experiencia como kiwicultores, gestionan la plantación con criterios de explotación sostenible, usando los recursos hídricos racionalmente, empleando principalmente abonos foliares y tratamientos biodegradables de última generación, con total ausencia de productos hormonales para el crecimiento artificial del fruto o herbicidas de amplio espectro. Todos los restos de poda, hierba y fruta descartada se reciclan como abono orgánico.

La empresa apuesta igualmente por la obtención de diferentes certificados y sellos, como el Globalgap, de frutas y hortalizas frescas, así como el sello Alimentos del Paraíso o el Copae de alimentos ecológicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos