Podemos encuentra una nueva vía para reclamar la titularidad de San Antolín

Templo de San Antolín de Bedón, del siglo XIII, en Llanes. /  NEL ACEBAL
Templo de San Antolín de Bedón, del siglo XIII, en Llanes. / NEL ACEBAL

La formación propondrá en el Congreso y la Junta la nulidad por «defecto de forma» del expediente de 1996 que sacó al templo del inventario estatal

G. POMARADA LLANES.

Podemos llevará a la Junta General del Principado y al Congreso de los Diputados una nueva vía para reclamar la titularidad estatal del templo llanisco de San Antolín de Bedón. El resquicio detectado por la formación morada y de cuyo éxito están «convencidos» pasa por declarar la nulidad de un expediente de 1996. En ese documento de la Dirección General de Patrimonio del Estado, explicó ayer la diputada Lucía Montejo, están presentes «defectos de forma», entre ellos que se trate de un expediente de «defensa patrimonial» en lugar de «investigación patrimonial».

A raíz de ese informe, el Gobierno entonces presidido por el popular José María Aznar ordenó que la iglesia del siglo XIII «se desinscribiera del inventario. Es decir, el propio Estado mandó destruir el antecedente que existía de forma fehaciente», dijo la diputada. La decisión es para Podemos «incomprensible» y alude a la existencia de «intereses encontrados entre personas concretas de la Administración que cometieron una serie de irregularidades, no se sabe por qué motivo».

La consecuencia de desinscribir San Antolín del inventario, dicen, es que el Estado se respalda actualmente en la doctrina de los actos propios -que impide contradecirse- para no reclamar la titularidad del Bien de Interés Cultural (BIC), como le piden desde el Ayuntamiento de Llanes. En el ámbito municipal, adelantó la diputada, está previsto celebrar próximamente un pleno para fijar la postura conjunta de la corporación.

Hasta la fecha, abundó Montejo, los Gobiernos nacionales han «obviado» documentación que demostraría que el templo benedictino es estatal. Entre ellos, informes de la propia Abogacía del Estado en los que «sistemáticamente hizo alusión a que este bien es de propiedad estatal». Aludió también a más documentos, como el «Boletín de Crédito Público de 1822, donde aparece recogido como uno de los bienes desamortizados alrededor de 1820, con motivo del trienio liberal» y el acta de compraventa depositada en el Registro de Llanes en 1870, en el que «se hace alusión específica a que los propietarios, ya privados, compraban toda la casería a excepción de la iglesia, que es del Estado». Desde esa fecha, insisten desde Podemos, «no ha habido ningún movimiento o cambio registral para decir que no es público».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos