«Cada vez que en Ponga se mueve un papel aparece una irregularidad»

Marta Alonso. /  NEL ACEBAL
Marta Alonso. / NEL ACEBAL

«Estamos trabajando en los presupuestos y es muy factible que este 2018, por primera vez en nueve años, los saquemos adelante» Marta Alonso Alcaldesa de Ponga

GLORIA POMARADA BELEÑO.

Marta Alonso Guijarro (Ponga, 1983) dirige desde 2015 uno de los ayuntamientos más endeudados de Asturias y con mayor número de causas abiertas en los tribunales. Esta misma semana la justicia obligaba al Consistorio a abonar una deuda de más de 81.000 euros derivada de trabajos contratados en la anterior legislatura, bajo el mandato de Foro. La vida política pongueta, a caballo entre los juzgados y el propio Ayuntamiento, se enfrenta en febrero al reto de los presupuestos y a la declaración en sede judicial de los exalcaldes Cándido Vega y Mercedes Traviesa.

-En noviembre el pleno rechazó el pago de una deuda que ahora se eleva por encima de los 87.000 euros. ¿Se arrepiente de la decisión?

-No es que nos arrepintamos o no, es que no podíamos hacer otra cosa, el aceptar pagar esas facturas sin justificación ninguna hubiera supuesto una prevaricación.

-¿Sigue considerando que no está acreditada la ejecución de los trabajos?

-No estaba acreditada en aquel momento y sigue sin estarlo. De hecho el juez solo se basa en los testimonios de los exalcaldes.

-La de la última sentencia es solo una de las muchas deudas que arrastra el concejo. ¿Cuánto queda por saldar?

-Cuando llegamos había 1,5 millones de deuda de pago a proveedores y 350.000 euros de facturas impagadas. Ahora la deuda de pago a proveedores es de unos 920.000 euros. En deuda de facturas hay 120.000 euros que ya se pagaron, 70.000 euros que se acordaron en el último pleno y los 80.000 euros de la sentencia, prácticamente no quedan facturas sin pagar.

-Foro habla de «discrecionalidad» en el pago de las facturas. ¿Cuál es el protocolo para abonarlas?

-Las facturas que están justificadas se llevan a pleno y las que no tendrán que ir a un juzgado, no nos queda otra. No es discrecionalidad, nos basamos en aquellos proveedores que nos han reclamado por registro de entrada el pago de las facturas. Esas son las que se revisan, incluso si no están justificadas se habla con los propios proveedores y se les pide que a través de albaranes o documentos justifiquen esos trabajos. Estamos haciendo un procedimiento como es debido.

-¿Qué inversiones se han perdido por destinar recursos a saldar las cuentas?

-Gracias al Principado prácticamente ninguna, porque las que no puede ejecutar el Ayuntamiento las ejecuta el Gobierno regional.

-Hablando del Principado, en su última visita oficial al concejo el consejero de Presidenciaapeló a una «honestidad política» en la que engloba al PP. El de Ponga es un Ayuntamiento de curiosas relaciones.

-El consejero Guillermo Martínez entiende que tanto María Santos (PP) como yo estamos colaborando estrechamente. Por encima de nuestras ideologías políticas hemos antepuesto las necesidades del concejo para sacarlo del pozo donde lo dejaron. Es lógico que diga que hay honestidad política por parte de las dos.

-¿Con Foro no la había?

- Lo único que había era una creencia de que aquello era un chiringuito propio. Se hicieron obras en beneficio de personas afines, eso no lo digo yo se puede comprobar, la mayor parte sin ningún tipo de expediente ni tramitación legal. Todavía no lo han entendido y piensan que los demás tenemos que hacer lo mismo, quizás para tener una excusa para llevarnos al juzgado, puesto que no la hay.

-El Ayuntamiento tiene abiertas siete causas contra los exalcaldes, más la denuncia ante la Fiscalía que anunciaba esta semana. Puede parecer que la vida política de Ponga está en los tribunales.

-Por la ley de enjuiciamiento tenemos la obligación de que cuando se encuentra un hecho de presunto delito, tenemos que ponerlo en conocimiento de la Fiscalía o de los organismos competentes.

-En febrero el presunto caso de prevaricación de los exalcaldes llega a los tribunales. ¿Podrían salir a la luz más supuestas irregularidades?

-Cada vez que se mueve un papel en el Ayuntamiento de Ponga tienes problemas porque salen cosas detrás, siempre hay algo que impide hacer cosas o que es irregular. No descarto que haya más causas.

Proyectos de futuro

-¿En qué fase se encuentran los presupuestos y cuánto estima que se destinará al capítulo de deuda?

-Estamos trabajando en ellos y es muy factible que este año Ponga, después de nueve años, tenga unos presupuestos. En cuanto a deuda, todavía lo tenemos en proceso.

-¿Y cómo va la declaración de reserva de la biosfera del Parque Natural?

-Estamos esperando a que en mayo o junio se dictamine por parte de la Unesco.

-La ganadería atraviesa momentos difíciles. ¿Está dispuesto el Ayuntamiento a pelear por el sector?

-De hecho está peleando, estamos poniendo a disposición de los ganaderos todos los servicios técnicos. En esta legislatura se han arreglado once pistas ganaderas para que tengan unas condiciones dignas de trabajo, se da cumplimiento de las ordenanzas, que antes no se estaba haciendo, y se está trabajando en la ganadería ecológica.

-Ponga pierde un 3,1% de sus habitantes. ¿Puede el Plan Demográfico del Principado atajar esa sangría?

-Por supuesto que puede atajar esa sangría, pero además en nuestro propio plan estratégico ese también es uno de los pilares que tenemos en cuenta para revertir esa decadencia de población.

-El aumento de población está ligado a unas adecuadas infraestructuras, ¿qué carencias existen?

-Cojeamos en telecomunicaciones y cobertura de internet, desde el Principado están trabajando para subsanar el problema y nosotros con el plan estratégico, la colaboración es máxima. A nivel de internet tenemos un servicio bastante deficiente, no tanto por las instalaciones sino por la orografía del concejo, que impide que la señal llegue.

-¿Cómo va el proyecto de reparación de la carretera entre Beleño y Sobrefoz?

-El Principado la tenía metida en los presupuestos que no se llegaron a aprobar, en cuanto se haga el decreto de prórroga se tiene que intentar encajar esa carretera.

-¿Compensa lo vivido en su mandato, incluso con incidentes en el terreno personal, como para repetir en las elecciones de 2019?

-Si no compensara no estaría aquí, cuando uno está en un cargo político tiene que saber que está expuesto. Lo único que queda es llevarlo a los tribunales. He pasado momentos muy malos, que no los regalo ni a mi peor enemigo, pero nunca he estado sola.

-¿Se ha llegado a plantear la denuncia?

-Cuando ya llegan a los extremos que están llegando igual sí me lo planteo. Durante dos años y medio he aguantado, pero está llegando a puntos que no son normales.

-¿Se presentará entonces en 2019?

-Sí. Estoy trabajando junto con mis compañeros para ganarme la confianza de los vecinos y demostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera y que se puede trabajar por un concejo aun sin dinero, como se dejó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos