El precio de la angula se recupera para final de año tras varios días a la baja

Varios profesionales capturan angulas por la noche en la ría de la capital del concejo riosellano. /  NEL ACEBAL
Varios profesionales capturan angulas por la noche en la ría de la capital del concejo riosellano. / NEL ACEBAL

La demanda de este producto para las cenas de Nochevieja permitió que se alcanzasen los 450 euros por kilo en la lonja riosellana

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La demanda de angula de cara a las cenas de fin de año ha permitido recuperar el precio de este manjar gastronómico que se captura en las playas y rías asturianas. La cotización alcanzada en la mañana de ayer en la rula de Ribadesella se elevó hasta los 450 euros el kilo, después de llevar una semana por debajo de los cuatrocientos. De hecho, el miércoles se pagó a 395 euros, y en jornadas anteriores no había pasado de los 360. No obstante, a lo largo de este mes de diciembre se lograron valoraciones aún mayores, pues en la primera quincena se rondaron los seiscientos euros, aunque sin alcanzar nunca esa redonda tasación.

La de ayer fue otra buena jornada para los 'anguleros' de la comarca y prueba de ello es que por la báscula de la cofradía riosellana pasaron treinta kilos de angula. La oscurada de diciembre se ha quedado atrás, pero la turbidez del agua y los vientos del norte han arrastrado a miles de estos animales hasta las playas asturianas. Muchas de esas piezas se fueron quedando, poco a poco, en los cedazos de los pescadores. Las capturas siempre son lentas, pero la constancia en el trabajo suele dar resultado. Incluso en el muro de La Grúa de Ribadesella, donde esta semana se ha conseguido buen provecho, «mucho mejor que en el rompiente de la playa de Santa Marina», aseguraban algunos profesionales.

En lo que va de mes ya se han vendido más de 300 kilos de angula en la rula de Ribadesella. A esta cantidad habrá que sumar los kilos que se logren para las dos últimas ventas del año. Será difícil, por no decir imposible, acercarse a los 428 kilogramos vendidos en diciembre del 2016, aunque todo parece indicar que se subastarán más angulas que en el primer mes de temporada. En noviembre se habían pesado 320 kilos.

En lo que va de mes ya se vendieron más de trescientos kilos en la rula de Ribadesella

Por otro lado, la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias hacía publica ayer la resolución por la que se establecen los descansos para los dos últimos meses de costera. Para la zona libre de pesca, como las playas de Ribadesella, San Antolín, La Espasa o La Griega, no estará permitida la pesca del 31 de diciembre al 5 de enero y del 31 de enero al 5 de febrero. En el plan de gestión de la ría de Tinamayor, en manos de la Cofradía de Bustio, solo se han establecido descansos entre el 31 de diciembre y el 5 de enero. En una resolución posterior se establecerán los días de descanso correspondientes al mes de febrero. La temporada concluirá para todos los casos a las 18 horas del próximo 28 de febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos