El Principado abre la puerta a prohibir el acceso en coche a los Lagos

Visitantes se alejan de la oficina de información de Buferrera, que permanece cerrada. /  JUAN LLACA
Visitantes se alejan de la oficina de información de Buferrera, que permanece cerrada. / JUAN LLACA

Lastra defiende el plan de transporte como un «buen servicio» y achaca el cierre de equipamientos a la situación presupuestaria

G. POMARADA COVADONGA.

La restricción de vehículos particulares al lago Ercina anunciada la pasada semana por el Principado podría ser un primer paso hacia una prohibición total en el acceso al espacio protegido. Así lo dejó entrever ayer en la Junta el consejero de Medio Ambiente, Fernando Lastra, quien apuntó que su departamento tiene que «ver cómo reduce o incluso suprime el transporte individual en el espacio protegido». La postura del Gobierno autonómico es la de apostar por el «transporte colectivo» como mejor medio para trasladar a los visitantes a los Lagos, una opción ya habilitada durante el periodo de vigencia del plan especial. En la eficacia de este mecanismo insistió ayer Lastra en la Junta, donde recordó que «es un buen servicio que cumple la normativa de emisiones», además de «una buena manera de relacionarse con un espacio natural».

La primera de las restricciones en los accesos al enclave protegido llegaba a principios de este mismo año, cuando el número de jornadas del plan de transporte aumentaban de las 95 de 2017 a las 161 de la presente temporada. Tal y como ayer recordó el consejero, el plan arrancó con «45 jornadas», que a lo largo de temporadas sucesivas se han ido aumentando hasta llegar al máximo histórico actual.

El de la movilidad es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el Parque Nacional de los Picos de Europa. Este mismo miércoles el consejero señalaba a este periódico que una de las «alternativas» de transporte dentro del espacio protegido, la del tren cremallera, no está permitida «hoy por hoy» en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), por lo que requeriría una modificación. Actualmente, ese documento se encuentra en fase de redacción, tras ser anulado el último por el Tribunal Supremo en 2005.

La situación del Parque Nacional de los Picos de Europa llegaba ayer al Parlamento asturiano de la mano de la diputada del PP Marifé Gómez, que interpeló a Lastra acerca de los periodos de apertura de los servicios y el centro de visitantes Pedro Pidal. Estos equipamientos, recordó Gómez, permanecieron cerrados en los últimos días de la Semana Santa. A ello sumó la popular el reproche por los «recortes» en personal, como el de la plantilla de limpieza. «Existe regulación y no existen servicios», afeó la diputada, quien recordó que es el personal quien «garantiza la calidad en la atención de los visitantes».

Lastra dijo «aceptar la crítica», pero defendió que los equipamientos del Parque Nacional permanecen «abiertos un número de días razonables en función de la situación presupuestaria». Condicionó así la ampliación de los servicios de información a la cuestión económica y retrasó su puesta en marcha al momento en el que el Principado «disponga de más medios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos