El Principado afirma que el protocolo del lobo en Picos tiene «base científica»

El viceconsejero Benigno Fernández Fano, el consejero Fernando Lastra y la ministra Isabel García Tejerina durante la reunión celebrada ayer en la sede del Ministerio de Medio Ambiente, en Madrid. / E. C.
El viceconsejero Benigno Fernández Fano, el consejero Fernando Lastra y la ministra Isabel García Tejerina durante la reunión celebrada ayer en la sede del Ministerio de Medio Ambiente, en Madrid. / E. C.

El consejero Fernando Lastra insta a los ecologistas a revisar sus «posiciones drásticas», pues el control «garantiza la supervivencia»

G. POMARADA / M. MORO CANGAS DE ONÍS.

El consejero de Medio Ambiente, Fernando Lastra, reafirmó ayer su defensa del protocolo de regulación del lobo en los Picos de Europa y lo hizo en Madrid, ante la ministra Isabel García Tejerina, en una reunión en la que el Gobierno nacional y las comunidades con territorio en el Parque Nacional abordaron la colaboración de cara a la elaboración del programa de actos del centenario.

En el último encuentro del Patronato, el 26 de marzo, Lastra adelantaba el contenido del nuevo documento regulador de la especie que el Parque espera aprobar en la próxima sesión, previsiblemente antes del verano. Un documento que «ordena» un control de la especie que «ya se hace», explicó ayer. «Cuando se habla de protocolizar no es hacer algo malo, sino hacer algo correctamente». No opinan los mismo sesenta entidades ecologistas de todo el país que la pasada semana firmaban un manifiesto con el que se oponen a la nueva regulación y amenazan con denunciarlo «a nivel internacional». Entre las críticas señaladas, los ecologistas aludían a la falta de rigor científico en el diagnóstico previo. Tal y como adelantó este periódico, ese análisis elaborado por un grupo de trabajo en el seno del Patronato señala que en el espacio protegido existirían seis manadas confirmadas y otras dos que podrían estar expandiéndose hacia la sierra del Cuera, en total 72 lobos más los ejemplares solitarios.

«Vamos en la dirección correcta, el protocolo tiene base científica, no es un capricho ni una actuación desordenada», destacó Lastra. También a los colectivos conservacionistas lanzó un velado mensaje. Sin mencionar al destinatario de sus palabras, instó a «revisar estas posiciones tan drásticas» y «entender que son estos procedimientos los que garantizan la supervivencia de la especie». El consejero recordó, además, que el Parque «es un ámbito de convivencia con un conjunto de actividades desarrolladas por personas, actividades económicas que también tienen legitimidad y derechos. Hay que ponerle orden y es lo que hemos hecho», zanjó.

Coordinación en el centenario

Respecto al motivo de la reunión, los actos del centenario de la creación del Parque Nacional, las administraciones implicadas valoraron la «altísima disposición» a colaborar y emplazaron la puesta en común de los eventos que se celebrarán en conjunto a una futura reunión que convocará el Parque. «Las comunidades tenemos cada una los suyos y tenemos que ver los que son comunes», explicó Lastra. En la vertiente asturiana, donde el aniversario coincide con el centenario de la coronación canónica de la Santina y los 1.300 años del Reino de Asturias, el Principado ha programado 120 actos.

La coordinación, abundó el consejero, será la que logre «poner en valor el centenario» y atraer la «participación de empresas y la financiación de las mismas». El centenario ha sido declarado de excepcional interés público, un mecanismo que permite a las empresas patrocinadoras acogerse a beneficios fiscales. «Las tres comunidades por separado restamos, juntas con el Gobierno de España sumamos», dijo Lastra.

La disgregación del Parque es uno de los aspectos que han denunciado recientemente los colectivos ecologistas. En Cantabria anunciaban este domingo que en 2018 pasarán a gestionar de forma directa las inversiones que se realicen en su parte del espacio protegido, pero rechazan que ello implique una separación del Parque Nacional o una merma en su protección.

Esa intervención directa de la vertiente cántabra, explicaba ayer el consejero de Medio Ambiente en el Fórum de EL COMERCIO, no tendrá repercusión en Asturias. «La gestión la lleva nuestra consejería», dijo Fernando Lastra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos