El Principado apuesta por un «crecimiento sostenible» de las canoas en el río Sella

Aficionados en canoas en el río Sella. / Juan Llaca

El Gobierno regional aboga por «crear una mesa de trabajo» para «abordar una posible ordenación de esta actividad»

Terry Basterra
TERRY BASTERRALlanes

«El río Sella constituye, sin duda, un recurso natural y también turístico muy importante y el Gobierno de Asturias siempre ha defendido una ordenación de los recursos turísticos que garantice un crecimiento sostenible». Así lo aseguran fuentes de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo en referencia a la polémica suscitada estos días en la que algunas voces, caso del diputado de IU Ovidio Zapico u OTEA (Asociación de Turismo y Hostelería de Asturias), abogaban por regular las canoas que descienden este ríoal considerar que existe una «masificación».

Desde el Gobierno regional se considera que «sería oportuno crear una mesa de trabajo, a la mayor brevedad posible», con el fin de «abordar una posible ordenación de esta actividad». En este foro estarían presentes el porpio Principado, pero también los ayuntamientos ribereños (Cangas de Onís, Parres y Ribadesella), la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y los empresarios del sector del turismo activo. Actualmente, trabajan 22 compañías en el Sella que ofrecen el descenso en canoa como actividad más destacada durante estas fechas.

Desde el sector empresarial del turismo activo en el entorno del Sella advierten que regular las canoas y reducir su número significaría una pérdida de puestos de trabajo. En la actualidad, estas compañías dan empleo en las semanas centrales del verano a cerca de 500 personas y recuerda que son decenas de miles las personas que acuden cada año al Oriente a realizar esta actividad, realizando gasto también en los alojamientos turísticos y en los restaurantes de la comarca. Así lo asegura el vocal de Turismo Activo de Incatur, Juan Feliz, así como Alberto García, responsable de Jaire Aventura, una de las empresas más veteranas y con mayor número de empleados de la zona, con casi medio centenar de trabajadores.

Añaden, además, los empresarios que son días puntuales de sol de estas semanas centrales de verano cuando el Sella puede parecer abarrotados de canoas, pero añaden que imágenes similares se ven en las playas, en la ruta del Cares o en los Lagos.

Desde el Principado se indica además que sus competencias en la materia se limitan «a la concesión de licencias para la instalación de empresas que realicen actividades turísticas, en este caso, el descenso de canoas». «Esta concesión de licencias está supeditada, como en todos los casos, al cumplimiento de una serie de requisitos, entre los que figura que las compañías solicitantes han de contar con un seguro de responsabilidad civil», añaden fuentes de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo.

Más información

Fotos

Vídeos