El Principado apuesta por el transporte eléctrico para evitar atascos en Picos

Atasco en la subida a Los Lagos este mes de enero. /  JUAN LLACA
Atasco en la subida a Los Lagos este mes de enero. / JUAN LLACA

Turismo confía en que el futuro PRUG del Parque permita atajar unas aglomeraciones que consideran «puntuales» y focalizadas en el verano

G. POMARADA CANGAS DE ONÍS.

En el Parque Nacional de los Picos de Europa se producen «aglomeraciones puntuales». Con esta afirmación describía ayer en el Pleno de la Junta General el consejero de Turismo, Isaac Pola, la afluencia de visitantes del espacio protegido, una situación que, considera, se focaliza «fundamentalmente en época veraniega» y que ya ha sido «trasladada» por el Principado a la dirección del Parque. El titular de Turismo anunció ante la cámara que el órgano rector del espacio protegido está elaborando un estudio para «implementar medidas que permitan evitar esas aglomeraciones puntuales».

Pola rechazó, además, que existan problemas de coordinación en el funcionamiento del Parque y recordó que la gestión desde el punto de vista turístico es «trasversal». Uno de los ejes en los que trabaja la Consejería de Turismo es la movilidad. «Tenemos unas propuestas a presentar en próximas fechas sobre diseño de planes de movilidad sostenible, eléctrica en la medida de lo posible, que se están desarrollando junto al sector empresarial, vinculadas a los espacios naturales», expuso Pola en la Junta. En ese sentido recordó, además, que la movilidad y el transporte trascienden el mero aspecto turístico y son «elementos clave para fijar población en el medio rural».

Esos componentes, expresó, deberán ser recogidos en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de los Picos de Europa, cuya aprobación se espera este 2018. Precisamente en ese documento regulador deposita sus esperanzas para atajar las aglomeraciones el Gobierno regional. Hasta ahora, recordó el consejero, la legislación vigente en materia de espacios protegidos pasa por el Plan Director de la Red de Parques Nacionales y la ley de declaración del Parque Nacional de los Picos de Europa, «que establece límites de uso turístico e intensidad».

La intervención de Pola se produjo tras una interpelación del diputado de Ciudadanos Armando Fernández, quien señaló la existencia de «signos alarmantes de que no se está poniendo orden». Primar la cantidad sobre la calidad, añadió, «sería letal en un recurso como Picos». Por su parte, Pola destacó que el Programa de Turismo Sostenible con horizonte 2020 «considera entre sus líneas estratégicas la cuestión de la calidad frente a la cantidad».

En 2017, en el periodo comprendido hasta mediados de diciembre, el Parque Nacional de los Picos de Europa registró en su conjunto 1.950.679 visitantes, con un aumento del 8,92% en la zona asturiana de Cabrales. El mayor incremento del pasado ejercicio, no obstante, fue el registrado en la vertiente leonesa de Posada de Valdeón, con un 19,5% más que en 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos