El Principado confía en que la producción de Gamonéu aumente «más de un 20%»

Jesús Casas, primero por la izquierda, con los alcaldes de Cangas y Onís y representantes del Consejo Regulador del Gamonéu.
Jesús Casas, primero por la izquierda, con los alcaldes de Cangas y Onís y representantes del Consejo Regulador del Gamonéu. / ACEBAL

El abastecimiento de leche de vaca, que preocupaba hace unos meses, «está garantizado para los próximos cinco años», según el director de Desarrollo Rural

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

El queso Gamonéu es toda una estrella en el firmamento gastronómico y todo indica que seguirá brillando durante varios años más. Es lo que se desprende de las declaraciones que realizaba ayer al mediodía el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado, Jesús Casas, quien aseveró que el abastecimiento de leche de vaca, que preocupaba hace unos meses, «está garantizado para los próximos cuatro o cinco años, e incluso más». Y auguraba una buena 'cosecha' para el presente ejercicio, con un aumento de la producción de «más del 15% o el 20%». Eso sí, apostillaba, habrá que esperar a finales de año para conocer los datos exactos.

El director general daba a conocer estos datos momentos antes de reunirse con miembros del Consejo Regulador del Queso de Gamonéu y los alcaldes de Cangas de Onís y Onís, José Manuel González Castro y José Manuel Abeledo, en la capital canguesa. Jesús Casas recordó cómo hace tan solo unos meses se celebró otro encuentro para abordar la problemática del abastecimiento de leche de vaca que podía poner en peligro un futuro aumento de la producción de este manjar.

«Como es lógico, el Gamonéu se debe elaborar con leche procedente de Cangas de Onís y Onís, pues no tendría sentido hacerlo con materia prima procedente, por ejemplo, de Francia, y en un momento determinado surgió cierta preocupación acerca de la posibilidad de llegar al límite de producción», rememoró el director general. Si bien, agregó, ese límite nunca se alcanzó, desde la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales se pusieron manos a la obra «de forma discreta, que no secreta», para convencer a los ganaderos de ambos concejos de que destinasen su leche a la producción de Gamonéu en vez de a otros productos, como la leche líquida. «Se trata de un valor añadido para ambas partes, pues la leche se paga más y el queso, lo mismo», manifestó Casas, quien insistió en la importancia de «incorporar valor a nuestras producciones primarias. Está bien vender leche líquida, pero está mucho mejor vender leche transformada, pues aporta un valor añadido».

Finalmente, señaló el director de Agroalimentación, «se alcanzó una situación de equilibrio entre ganaderos y queseros y ahora mismo no tenemos limitación en la producción de leche». De hecho, recalcó, «hay suficiente leche como para duplicar la producción de queso». No se trata, aclaró, «de tener de pronto una hiperproducción en el territorio, porque caerían los precios, sino de ir acompasando ambas partes».

Sorpresa a final de año

En este sentido, Jesus Casas apuntó a «una posible sorpresa a final de año, pues si las cautelas en el tema de la leche ya se terminaron y el mercado tira del queso y lo compra, ¿por qué no vamos a producir? Creo que estamos ante un año que promete ser muy interesante», insistió.

Pese a las buenas noticias, agregó, «sigue siendo importante mantener el contacto con los dos concejos implicados, así como con los queseros y con el Consejo Regulador para ver cuál es la situación actual y cómo podemos consolidar ese crecimiento e instrumentalizarlo para que no sea flor de un día, sino que sigamos esa senda ascendente de un queso que se valora mucho», indicó.

Fotos

Vídeos