El Principado reabrirá este verano el punto de información de Amieva

Caseta de información turística de Santillán. /  JUAN LLACA
Caseta de información turística de Santillán. / JUAN LLACA

La caseta que atiende a los turistas del Parque Nacional de los Picos de Europa estará operativa del 15 de julio al 31 de agosto tras años de cierre

G. P. SAMES.

El punto de información turística de Santillán, en Amieva, volverá a atender este verano a los turistas que decidan acceder al Parque Nacional de los Picos de Europa desde el concejo. Así se lo trasladaba ayer el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, al alcalde Félix Fernández (Foro) en un encuentro mantenido en Oviedo. El periodo de apertura, explicó Fernández al término de la reunión, se extenderá desde el 15 de julio al 31 de agosto. «Sabían que era un tema pendiente y que se había solicitado», explicó el regidor, que esta misma semana denunciaba la situación de cierre en EL COMERCIO.

De hecho, recordó, «el año pasado no se abrió» y en ejercicios anteriores fue el propio Ayuntamiento quien se encargó de prestar el servicio. Amieva es uno de los concejos con territorio en el Parque que en las últimas semanas ha lanzado la petición de «diversificar» el turismo en el espacio protegido, de modo que los visitantes cuenten con alicientes y servicios en los concejos de menor tirón. También la gestión de Picos se coló ayer en el encuentro entre Lastra y Fernández, que «emplazaron» la cuestión a «una reunión con todos los alcaldes» en la que se pondrá sobre la mesa la necesidad de «colaborar más estrechamente», explicó el amievense.

Conexión de la depuradora

En materia de infraestructuras, Fernández salió de la reunión con otro compromiso del consejero: el de conectar la depuradora de Vega de Sebarga a la red de saneamiento. El proyecto, apuntó Fernández, estará listo en julio y la licitación se efectuará «a lo largo de 2018». A partir de esa fecha, el plazo de ejecución es de veinte meses. El proyecto para la instalación, construida en el 2000 y en funcionamiento desde el 2015, contaba originalmente con un presupuesto de un millón de euros, explicó el primer edil. La estimación de las administraciones es que la conexión dé servicio a 110 vecinos de los pueblos de Cirieño, Pen y Vega de Sebarga.

Otro de los puntos abordados ayer fue la futura creación de un punto limpio en el concejo, aún sin emplazamiento fijo. «Está en fase embrionaria», apuntó el regidor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos