El Principado rehabilitará la cubierta del Peña Tú si persisten las goteras

Daños causados por las humedades en el interior del colegio Peña Tú, en Llanes. /  NEL ACEBAL
Daños causados por las humedades en el interior del colegio Peña Tú, en Llanes. / NEL ACEBAL

El Consistorio llanisco ultima la adjudicación de los trabajos de reparación en los tres puntos donde hay humedades, que comenzarán en unos días

LUCÍA RAMOS LLANES.

Punto final al 'tira y afloja' que en las últimas semanas mantenían Principado y Ayuntamiento de Llanes acerca de a quién correspondía acometer las obras de reparación de las humedades que desde hace tiempo sufren los escolares del colegio Peña Tú en la zona donde reciben las clases los de menor edad. Ayer mismo llegaban a un acuerdo el director general de Personal Docente y Planificación Educativa, Roberto Suárez Malagón, y la concejala de Educación y Cultura llanisca, Marisa Elviro, por el que será el Consistorio quien se haga cargo de la reparación de los tres puntos donde se producen filtraciones de agua que detectaron los técnicos municipales y los del Principado durante su última visita al centro, el pasado 12 de septiembre.

El pacto alcanzado entre los gobiernos local y regional incluye, asimismo, que si una vez efectuada dicha reparación las humedades persisten o se localizan nuevas goteras, sería la Consejería de Educación y Cultura la encargada de acometer una «actuación integral» para resolver el problema. Actuación que, con toda probabilidad, conllevaría la rehabilitación de la cubierta del módulo de Educación Infantil del colegio llanisco, que fue lo que recomendaron los técnicos del Principado ya en junio, cuando tras examinarlo detectaron una serie de «deficiencias importantes» en el mismo.

La edil llanisca se mostraba ayer «satisfecha» con el acuerdo y recalcaba que éste «permitirá poner fin de una vez por todas a un problema que lleva afectando a los escolares llaniscos desde hace años». Si bien las goteras se hicieron más evidentes y preocupantes hace algo más de un año, llegando incluso a hacer que se desprendiesen trozos del falso techo que cubre la rampa de acceso a las aulas de Infantil, las filtraciones están presentes «casi desde que se construyó el edificio, en 2009». Es por eso por lo que desde el Consistorio llanisco siempre se defendió la idea de que los trabajos que ahora se van a acometer no son de mantenimiento y, por tanto, competencia municipal, sino que pretenden solucionar un problema estructural, algo que «depende directamente de la consejería».

La actuación que acometerá el Ayuntamiento tiene un coste de 5.000 eurosLas filtraciones se producen en una chimenea y en la junta entre tejado y paredes

Dos semanas de plazo

Precisamente con la intención de «resolver el problema a la mayor brevedad», el Consistorio ya inició la pasada semana el proceso de licitación de los trabajos de reparación de los tres puntos defectuosos de la cubierta. Cerrado el plazo de presentación de propuestas, ayer mismo se abrían los sobres que las contenían y, a falta de que los adjudicatarios presenten una serie de documentos rutinarios, todo está ya listo para que los operarios comiencen a trabajar «en los próximos días».

El plazo de ejecución de las obras para solucionar las filtraciones de aguas, localizadas una de ellas en una chimenea de evacuación de gases y las otras dos en la zona de unión entre la base del tejado y los muros laterales, es de dos semanas. El presupuesto ronda los 5.000 euros, una cantidad que desde el Consistorio ven «asumible».

La caída del trozo de falso techo en los primeros días del curso hizo que se agotase la paciencia de los progenitores llaniscos, quienes se concentraron a las puertas del pabellón de Educación Infantil y advirtieron que seguirían con las protestas hasta que el problema de humedades esté solucionado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos