El Principado retrasa las obras en Covadonga hasta después de verano

Explanada ante la Basílica de Covadonga. / NEL ACEBAL
Explanada ante la Basílica de Covadonga. / NEL ACEBAL

La reparación comprometida en la explanada no comenzará antes del día de Asturias a pesar de que Infraestructuras dice contar con el proyecto

GLORIA POMARADA COVADONGA.

Covadonga acogerá los centenarios con la explanada sin adecuar, al menos hasta después del día de Asturias. El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, confirmó ayer en el pleno de la Junta General que los plazos que manejan desde su departamento no contemplan la intervención antes del 8 de septiembre, a pesar de que tienen «preparada la actuación en términos técnicos» y disponen del «proyecto, la consulta a los organismos de protección de Patrimonio y las adecuaciones presupuestarias».

Con un plazo de referencia que emplaza la obra a más de siete meses vista, el consejero explicó que el mecanismo de ejecución no está aún definido. Podría ser «a través de una encomienda o de un proceso de licitación en función de determinadas circunstancias que concurren en la diversa actividad que hay en la Basílica en un año como este». La decisión, sostuvo, se tomó «en perfecta comunicación para decidir lo más adecuado tanto con el abad, como con el Ayuntamiento de Cangas de Onís».

La explicación ayer ofrecida por el consejero de Infraestructuras fue motivada por una pregunta de la diputada del Partido Popular por el Oriente, Marifé Gómez, quien recordó a Lastra que las «obras de pavimentación deberían haber estado hechas ya». Sin embargo, añadió, «no solamente no planificaron con tiempo, sino que ahora van a preparar las mesas para después del convite». Por su parte, Lastra acusó a la diputada de popular de formular una pregunta de la que «ya sabía la respuesta» por conocer «el resultado de las conversaciones mantenidas con Ayuntamiento y abad». En todo caso, los plazos no habían sido expresados por la consejería públicamente hasta ayer.

En una reunión celebrada la pasada semana entre consejería, Ayuntamiento y Cabildo de Covadonga, el director general de Infraestructuras, José María Pertierra, presentó a sus interlocutores un proyecto de rehabilitación que incluye la eliminación de los baches, intervenciones sobre el canto rodado y extensión de la característica caliza griotte, conocida como piedra 'rojo Covadonga'.

«Años de abandono»

Ante las previsiones del propio Gobierno regional, que sitúan en 1,2 millones las personas que pasarán por el Santuario con motivo del triple centenario que este 2018 acoge Covadonga, la diputada popular afirmó que en el Principado «son los únicos que no se enteran de que las celebraciones abren un abanico excepcional para atraer visitantes». «Ya no hay cuenta atrás, ya está aquí», apremió, y «nos vamos a encontrar con lo de siempre: una explanada en estado deplorable y en abandono desde hace muchos años».

La última intervención en la explanada frente a la Basílica de Covadonga data del año 1989, coincidiendo con la visita del papa Juan Pablo II. A pesar de que existieron intentos de rehabilitación posteriores, como el de 2014, -no llegó a materializarse- el impulso definitivo a la obra se recogió en el documento de los presupuestos regionales para 2018. Las cuentas reservaban una partida de 300.000 euros para la pavimentación, pero, al no ser aprobados los presupuestos por la Junta, la cuantía debe ser encajada en la prórroga. «Con los presupuestos prorrogados han encontrado la coartada que repetirán una y otra vez, ustedes son los responsables de este escenario», afirmó la parlamentaria popular.

Marifé Gómez recordó también al consejero la existencia de proyectos «abandonados» en el entorno del Real Sitio, como «el ascensor panorámico o el aparcamiento en la finca de Les Llanes». Por este terreno, hoy abandonado, pagó el Principado tres millones de euros con la intención de habilitar un funicular y un parking.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos