La producción de Cabrales cayó un 8,3% en 2017, con 40.000 kilos menos

El veterano elaborador de queso Cabrales Pepe Bada muestra algunas de sus piezas en la cueva de Concha Parda. / NEL ACEBAL
El veterano elaborador de queso Cabrales Pepe Bada muestra algunas de sus piezas en la cueva de Concha Parda. / NEL ACEBAL

Los casi treinta artesanos de la Denominación de Origen elaboraron un total de 454.649 kilos de este manjar de Picos que desde hace cuatro años mantiene sus precios

LUCÍA RAMOS CARREÑA.

El pasado no fue el mejor año para el queso Cabrales. Tras el importante incremento del 15% en la producción experimentado a lo largo de 2016, en 2017 el número de kilos de este manjar de los Picos de Europa se redujo en 41.186 kilos, lo que supone una bajada del 8,3%. En total, los veintinueve elaboradores que forman parte del Consejo Regulador produjeron 454.649 kilos de Cabrales con Denominación de Origen.

Este descenso en la cantidad, indicaba ayer a este diario la presidenta de la entidad, la joven quesera Jéssica López, «se debe en gran parte a los ataques de lobo, que si ya en 2016 fueron importantes, el pasado ejercicio se incrementaron notablemente».

Lo que no sufrió variación alguna, recalcó la elaboradora cabraliega, fue la calidad del producto. «Desde hace varios años el Consejo Regulador está volcado con los controles y muy implicado con las normativas y el resultado es que contamos con quesos de muy buena calidad», aseveró. Tampoco se movió, para pesar de los artesanos que trabajan con este derivado lácteo, su precio de venta al público. «Desde hace unos cuatro años vendemos el kilo de reserva a 35 euros y el normal, a entre 16 y 20», explicó López.

Cabe destacar también que, pese a que cada vez está más consolidado entre los consumidores el formato cuña, hasta el punto de que en los últimos años esta unidad de venta experimentó un crecimiento exponencial, la bajada en la producción de 2017 también se tradujo en un menor número de estas piezas. Así, si en 2016 se habían certificado 241.860 cuñas, un 9% más que en el periodo anterior, en el pasado ejercicio esta cifra se contrajo hasta las 229.643 cuñas.

Lo que sí aumentó fue la cifra de quesos puesta a la venta por los elaboradores de Cabrales, que ascendió a 263.901 unidades certificadas, 2.605 más que en la temporada previa. Eso sí, en total se llegaron a producir 281.389 quesos con Denominación de Origen, si bien no todos fueron certificados. Evidentemente, el hecho de producir más ejemplares con una menor cantidad de queso en que en años anteriores se tradujo en que las unidades redujeron su peso medio en 2017, que fue de 1,62 kilos, cuando en 2016 había quedado fijado en 1,67.

De nuevo, los quesos en formato grande, de los que proceden las mencionadas cuñas, fueron los más abundantes, con 159.053 unidades elaboradas a lo largo del pasado ejercicio. Por su parte, los formatos mediano y pequeño del que ya es uno de los productos más conocidos y apreciados fuera del Principado se quedaron en los 122.336 ejemplares.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos