Los productores piden «firmeza» en la lucha contra el lobo y la avispa asiática

L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

La de ayer fue una jornada festiva, con cientos de cangueses y visitantes ávidos de pasar un buen rato y llevarse a sus casas un pedazo del verdadero manjar de Picos. Pero también hubo tiempo para la reivindicación, y fueron varios los productores, tanto de queso como de miel, que quisieron aprovechar la ocasión para pedir «una mayor firmeza» por parte de las administraciones a la hora de acabar con los «cuantiosos» daños que cada año provocan el lobo y la avispa asiática, ya presente en la región. «Si no se hace algo pronto, el Gamonéu del Puertu terminará desapareciendo. Es una pena que se estén dejando morir profesiones tan tradicionales», lamentó Manuel Valle, de la quesería Gumartini.

Los ataques, agregó, no cesan, mientras «los políticos hablan y prometen mucho, pero no hacen nada. El otro día nos mataron varias ovejas a la puerta de la cabaña, esto no puede seguir así», criticó. Palabras que suscribió la cántabra Carolina López, fabricante de Picón de Bejes-Tresviso. «Vamos a tener que dejarlo todos, pues dentro de poco no habrá ni leche de cabra u oveja. Es normal que los jóvenes se desanimen y no quieran tomar el relevo», lamentó.

El elaborador de miel Manuel Allande, por su parte, se refirió a la avispa asiática como «el lobo de las abejas» y advirtió que «si no se toman medidas, y pronto, en poco tiempo no quedará una sola colmena en Asturias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos