Una niña con conmoción cerebral tras golpearla un camión con el retrovisor en Panes

La Calleja de Sordo, en Panes, donde un camión hirió a una niña. / N. A.
La Calleja de Sordo, en Panes, donde un camión hirió a una niña. / N. A.

La calle donde se produjo el accidente prohíbe circular por ella a camiones y autobuses

TERRY BASTERRA PANES.

La Calleja de Sordo, en Panes, se ha convertido en un riesgo para los peatones. El motivo: lo camiones y autobuses no respetan la prohibición de circular por ella y ponen en riesgo la integridad de los viandantes en este estrecho vial. De hecho hace unas jornadas, el pasado 30 de agosto, uno de estos vehículos pesados golpeó en la cabeza a una niña de diez años en la cabeza causándole una contusión cerebral, según se recoge en el parte médico redactado por la doctora que la atendió.

El problema, según explica la vecina Covadonga López Melero, es que la calleja es muy estrecha y los vehículos pesados que acceden a ella «acaban subiéndose a la acera». De ahí que tengan prohibido el acceso, algo que no cumplen, y el riesgo que entrañan para los peatones al ignorar la normativa.

López Melero detalla que la calleja cuenta con una señal en una de sus entradas que indica que los camiones no tienen autorización para circular por ella, «pero se la saltan». Reclama además que se coloque otra idéntica en el otro acceso al vial. «Tengo un familiar en silla de ruedas y cada vez que tengo que sale a la calle es un riesgo», asegura. Y añade que la de Sordo «es una de las calles más transitadas por los peatones en Panes porque tenemos a 20 metros el centro de salud y el parque infantil y a 50 la iglesia, pero los autobuses y camiones se empeñan en meterse por ella porque les es muy cómoda para dar la vuelta». Por todo ello reclama a las administraciones competentes -ya se ha dirigido a ellas con anteriodidad por esta misma cuestión- que actúen para evitar que se produzcan nuevos accidentes como el sufrido por la niña de 10 años la pasada semana.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos