La propiedad de la finca de San Antolín, dispuesta a permitir las visitas al templo

La iglesia de San Antolín de Bedón está declarada Monumento Nacional por el Estado y Bien de Interés Cultural por el Principado. / N. ACEBAL
La iglesia de San Antolín de Bedón está declarada Monumento Nacional por el Estado y Bien de Interés Cultural por el Principado. / N. ACEBAL

Los dueños del terreno en el que se levanta la iglesia del siglo XIII trasladan su «absoluta disponibilidad» para acordar con Cultura «un régimen ordenado» para contemplar este BIC

TERRY BASTERRA LLANES.

Los propietarios de la finca en la que se encuentran enclavadas el monasterio y la iglesia de San Antolín de Bedón, en el concejo de Llanes, «reiteran su plena y absoluta disponibilidad para negociar, pactar y establecer un régimen de visitas ordenado para contemplar el templo». Así lo indican en un comunicado enviado por su letrado, José Bembibre, en el que inciden en la voluntad de dar cumplimiento a la ley de Patrimonio de Asturias con el fin de permitir el acceso a este entorno para poder apreciar de cerca esta iglesia romanico-benedictina del siglo XIII catalogada como Monumento Nacional por el Estado y, posteriormente, como Bien de Interés Cultural (BIC) por el Principado de Asturias.

El letrado destaca que «la posición de la propiedad es y ha sido siempre la misma, establecer conforme manda la ley sectorial, un régimen de visitas». Eso sí, los propietarios de los terrenos donde se encuentra la iglesia solicitan que de forma previa, para clarificar cuándo y cómo se va a permitir y regular el acceso de los visitantes a la finca donde está el BIC, se suscriba un «convenio con la Consejería de Cultura, único organismo con competencias en esa concreta materia».

Los propietarios de los terrenos en los que se encuentra la iglesia de San Antolín de Bedón cerraron con una valla el acceso a esta finca durante los primeros meses de 2016. Lo hicieron con el fin de evitar posibles accidentes a las personas que visitaban este entorno debido al estado ruinoso en el que se encuentran los inmuebles que rodean la iglesia y que forman parte del antiguo monasterio.

Este comunicado lo ha hecho público una parte de los propietarios de la finca tras conocer que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Oviedo emitiese un auto en el que se confirmaba la resolución dictada el pasado mayo por el juzgado de Llanes. En aquel primer fallo judicial la jueza desestimaba la reclamación presentada por la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) contra uno de los propietarios de los terrenos por colocar un cierre que impedía el acceso al templo.

Desestiman el recurso de Avall

Avall buscaba con esta denuncia la apertura de un acceso a San Antolín de Bedón, pero la titular del juzgado denegó su petición al estimar que el colectivo vecinal no estaba legitimado para ejercer esas acciones legales. Es más, indicaba en su auto que la asociación vecinal había pretendido sustituir al Ayuntamiento en dicha reclamación, ya que la jueza entendía que debería haber sido, en todo caso, la Administración local la que la iniciase.

La Audiencia Provincial reitera el dictamen de la jueza llanisca, pero además añade que el Ayuntamiento ha facilitado una serie de documentos a la Consejería relativos a esta denuncia en los que se indica, según figura en el auto, que «no se puede determinar que exista ningún camino público que atraviese la finca». «El que da acceso al monasterio de San Antolín parece constituir un paso consentido a través de una propiedad privada», añade. Contra este último dictamen judicial que desestima la petición de Avall no cabe recurso.

José Bembibre, abogado de la propiedad de estos terrenos, avanza que, en nombre de sus clientes, ha presentado varios escritos ante la Comisión de Justicia Gratuita de la Consejería de Cultura para que analice la situación económica y financiera de Avall». El letrado indica que cuando el colectivo vecinal «resulta victorioso en los procedimientos judiciales que emprende procede a tasar y cobrar las costas, pero cuando pierde no está obligada a pagarlas, lo cual resulta un verdadero abuso».

Por otro lado el Ayuntamiento aún no ha hecho pública la empresa adjudicataria de los trabajos para realizar un dossier jurídico que apoye «los trámites municipales tendentes a recuperar San Antolín de Bedón». El plazo para presentar ofertas, según el anuncio, concluía el 25 de octubre.

El Ayuntamiento no está de acuerdo con el informe realizado por Patrimonio del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda, en el que sostenía que el templo no es un bien público, ni tampoco vacante, sino que atribuía su propiedad a los titulares de la finca en la que se encuentra asentado. Algo que choca, según indicó Podemos en la Junta, con la decisión del Registro de la Propiedad de Llanes, dependiente del Ministerio de Justicia, que se ha negado en reiteradas ocasiones a inscribir el templo a nombre de los dueños de los terrenos en los que se asienta. Por todo ello el Ayuntamiento de Llanes no descarta que tengan que ser los juzgados los que tomen la decisión definitiva sobre la titularidad de San Antolín de Bedón.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos