El PSOE de Llanes denuncia la ausencia de debate en las ordenanzas fiscales

El grupo municipal señala que han sido aprobadas por el cuatripartito «por resolución» y sin someter las alegaciones a «la discusión» del pleno

G. P. LLANES.

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Llanes denuncia el procedimiento por el cual el gobierno del cuatripartito ha dado luz verde a las ordenanzas fiscales de este 2018. Los socialistas señalan que ellos mismos y un particular presentaron alegaciones al proyecto que no han sido tomadas en consideración, lo que entienden como una « muestra más inequívoca de la nula intención del gobierno cuatripartito de afrontar con medidas concretas los problemas y dificultades reales de las familias, los trabajadores, los autónomos, los jubilados, los desempleados».

El PSOE local señala en un comunicado que el equipo de gobierno «no solo no acepta ninguna de las propuestas realizadas, sino incluso ni someterlas a la discusión y consideración del pleno del ayuntamiento». En años anteriores, sostienen, «incluido el 2016 ya con el gobierno cuatripartito en el Ayuntamiento, cuando existían alegaciones tanto de particulares como de grupos políticos, y por seguridad jurídica, se sometían a la consideración del pleno municipal independientemente de que se aceptaran o no. Incluso el año pasado las alegaciones a las ordenanzas fiscales de 2017 se llevaron y trataron en pleno».

Las alegaciones a las ordenanzas fiscales fueron presentadas por los socialistas tras la aprobación provisional de la normativa municipal en el pleno del pasado 6 de noviembre. En esa sesión plenaria, los ediles de la formación ya votaron en contra del proyecto por «entender que la situación de superávit presupuestario y de remanente de tesorería positivo hacía posible una rebaja mayor de la presión fiscal, así como el planteamiento de una política de bonificaciones más ambiciosa».

En esa línea apuntaban las alegaciones registradas, en las que proponían «la revisión de las categorías de las calles en las tasas por licencias de apertura y ocupación de espacio público con terrazas, así como en el Impuesto de Actividad Económica». También planteaban bonificar las viñetas y en el Impuesto de Construcciones y las licencias urbanísticas para inmuebles en ruinas y medidas de apoyo a los trabajadores autónomos. En una segunda línea de alegaciones, los socialistas defendían la exención de la cuota o bonificación del 100% del IBI, la tasa de basuras, suministro de agua y alcantarillado para jubilados con pensión baja y desempleados de larga duración. Asimismo, explican, pedían la eliminación de la tasa por aparcamientos de temporada para los espacios gestionados por asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. «Ninguna de estas alegaciones, han sido consideradas por el gobierno cuatripartito y las ordenanzas fiscales para 2018 han sido aprobadas definitivamente por resolución del alcalde», denuncian.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos