El PSOE riosellano confía en un desalojo rápido de la finca de los Campos de Oba

La finca permanece cerrada con una valla. /  NEL ACEBAL
La finca permanece cerrada con una valla. / NEL ACEBAL

Los supuestos dueños «no tiene documentación para demostrar nada, así que no querrán un juicio largo y costoso», señaló Secundino Díaz Cayuela

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Acuerdo unánime en el Ayuntamiento de Ribadesella para reclamar, vía judicial, la finca «usurpada» por un particular en el acceso a los Campos de Oba, bajo el puente de Santianes y justo detrás de La Ribera. La propuesta se llevó al Pleno de esta semana y los trece concejales de la corporación acordaron desestimar las alegaciones presentadas por la persona que mantiene ocupada la parcela e iniciar las acciones judiciales que sean oportunas para reincorporar la finca al patrimonio municipal del que forma parte, al menos desde el año 1956.

De todas formas, los promotores de este expediente de investigación patrimonial, el Partido Socialista, confían en que esa vía judicial nunca sea necesaria. Así lo aseguró el concejal Secundino Díaz Cayuela, «porque quienes ahora están ocupando la finca y la mantienen cerrada nunca pudieron aportar pruebas suficientes para demostrar su titularidad». No obstante, si continúan en sus trece y se empeñan en mantenerse como propietarios, «en lugar de ir por las buenas acabaremos en los juzgados, aunque no creo que lleguemos a esos términos, porque carecen de documentación suficiente para demostrar nada. Así que lo lógico será un desalojo rápido por la vía administrativa en lugar de un juicio largo y costoso para ellos», añadió el edil.

La finca en cuestión carece de valor económico alguno, pero está situada en un lugar estratégico para el Ayuntamiento de Ribadesella, y en concreto para uno de sus emblemáticos proyectos turísticos: la construcción de un embarcadero público de canoas. «Es un lugar muy bonito en el que nada pinta una parcela privada gestionada por una empresa de canoas», añadió Cayuela. El concejal se alegró de los pasos dados por el Consistorio a lo largo de los dos últimos años hasta llegar a la actual situación y anunció que su grupo seguirá en esa misma línea de defensa del patrimonio municipal y de los intereses de los riosellanos. «Lo hicimos denunciando los incumplimientos de las empresas privadas que prestan los servicios públicos municipales. Empezamos con Onet, y seguimos con Elecnor y FCC», añadió el concejal socialista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos