Pueblu plantea una gestión pública para las futuras zonas azul y verde de Ribadesella

Intersección de las calles riosellanas de Comercio y Manuel Caso, donde el Ayuntamiento plantea la zona azul. /  NEL ACEBAL
Intersección de las calles riosellanas de Comercio y Manuel Caso, donde el Ayuntamiento plantea la zona azul. / NEL ACEBAL

El pleno municipal vota hoy la creación de una comisión mixta para estudiar la viabilidad de los aparcamientos de pago en el centro y la playa

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Pueblu, la agrupación de electores que cuenta con dos de los trece concejales en el Ayuntamiento de Ribadesella, pedirá una gestión pública para los futuros aparcamientos de pago que se pretenden crear en la villa y la playa. Sus afiliados y simpatizantes, reunidos el lunes en asamblea, lo tienen claro. Tanto la zona azul del casco urbano como la zona verde de la playa deben cumplir con dos premisas fundamentales. En primer lugar, no pueden gravar aún más al contribuyente local. «Hay que articular un sistema para que el que paga la viñeta en Ribadesella cumpla con la rotabilidad exigida en las plazas reguladas, pero sin que le suponga un gasto económico», afirmó Ricardo Cangas. Entiende que los aparcamientos de pago «no deben tener un afán recaudatorio, sino buscar una funcionalidad a los aparcamientos más céntricos».

En segundo lugar, Pueblu quiere que las dos zonas reguladas sean gestionadas directamente por el Ayuntamiento. «Si se dice que la ganancia no será mucha, en torno al 10% o incluso menos, tampoco es cuestión de poner en marcha un impuesto para enriquecer a una empresa privada. Así que nosotros pediremos que tengan una gestión pública», añadió Cangas.

Al igual que Foro y PP, en Pueblu consideran que el Ayuntamiento debe propiciar la fluidez en las plazas de aparcamiento situadas en el casco urbano de la villa para garantizar que todos los vecinos del concejo puedan llevar a cabo sus gestiones con rapidez y en cualquier época del año. Ricardo Cangas cree que este es un buen momento, porque la villa cuenta con plazas de aparcamiento suficientes incluso en los «meses álgidos del verano».

«Quien quiera un aparcamiento de larga duración que lo busque fuera del casco urbano»

El mejor ejemplo lo situó en el denominado aparcamiento del Tanatorio, situado en la carreta de la estación y a 350 metros del centro de la villa. «Es un aparcamiento con 150 plazas que nunca se llena, nunca tiene más de cincuenta coches estacionados. Así que todos los días del año contamos con cien plazas libres en un lugar que está a cinco o seis minutos caminando del centro de la villa», explicó.

No al aparcamiento en altura

Pueblu cree que, con las plazas de aparcamiento actuales, Ribadesella tiene capacidad suficiente «incluso para días puntuales». Por ello, no ve necesario «embarcarse en aventuras mayores», como la construcción de un aparcamiento en altura junto a la estación de autobuses. Y para el que quiera o necesite un aparcamiento de larga duración, que lo busque lejos del casco urbano, ya que también le pueden servir», añadió.

La propuesta para el ejercicio de la actividad económica de regulación del aparcamiento pasa al pleno que hoy se celebra, una sesión ordinaria en la que se aprobará la constitución de una comisión mixta que se encargará de estudiar su viabilidad. Foro Asturias ha propuesto crear una zona azul de 55 plazas en el casco urbano y una zona verde de 220 plazas en torno al arenal de Santa Marina, en el barrio de la playa.

En la misma sesión plenaria se aprobarán las fiestas locales para 2019 y el hermanamiento definitivo con el municipio francés de Sanguinet. Pueblu presenta, además, dos mociones: una relativa al servicio de pediatría en la comarca y otra en apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo. También se debatirá una moción del Partido Popular sobre la prisión permanente revisable y otra de Foro relativa al fomento de la natalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos